DEUDA EDUCATIVA

Sra. Ministra: ¡No vamos bien!: Humberto Carlo

Con gran decepción leí recientemente sobre la decisión del Ministerio de Educación de no participar de la prueba internacional de conocimiento PISA de 2012. Las razones del Ministerio: que los resultados anteriores fueron malos, y que era preferible utilizar los recursos para capacitación. ¡Qué lamentable excusa!

En su libro De buenas a grandiosas, Jim Collins identificó que una de las cualidades de las organizaciones más exitosas es su capacidad para enfrentar su realidad brutal. Señora Ministra: lo que no se mide no se controla. Seamos humildes, aceptemos y confrontemos nuestra realidad brutal: que no estamos bien; que la gran mayoría de nuestros jóvenes no entienden lo que leen y que sus conocimientos de ciencias y matemáticas son tan limitados que solo les permiten resolver problemas elementales. Así lo demostraron los resultados de la prueba PISA de 2009, administrada a jóvenes de 15 años en 65 países, y en la cual participaron 5 mil 700 alumnos panameños de escuelas públicas y privadas, escogidos aleatoriamente. Nuestra realidad brutal es que Panamá quedó en el lugar 62 de 65 en lectura, 64 de 65 en matemáticas, y 62 de 65 en ciencias.

Tristemente, en Panamá, patrocinados por promotores, medios y padres carentes de visión o sin escrúpulos, la mayoría de nuestros estudiantes están más interesados en moverlo que en aprenderlo, y la discusión nacional sobre los carnavales es más intensa y tiene más cobertura que la discusión sobre la educación. ¿Qué nos puede esperar si no tomamos medidas firmes y contundentes para, efectivamente, transformar el sistema educativo en todos sus niveles? Que nuestras generaciones de relevo sean individuos sumisos, que sabrán seguir direcciones, pero no sabrán resolver problemas ni innovar. Personas que no van a estar preparadas para encarar un mundo globalizado, cada vez más exigente y ferozmente competitivo. Esos panameños del futuro verán frustradas sus oportunidades, pues les tocará entregar nuestro potencial de nación a quienes ya se han dado cuenta de que el éxito de una nación depende de la educación de sus ciudadanos, y están firmemente comprometidos con procesos de mejora continua de la educación.

Observa Andrés Oppenheimer en su libro ¡Basta de historias! que una de las características de los países con sistemas educativos exitosos es su humildad en relación con sus logros, y que consideran que siempre hay países que están haciendo cosas mejores. Es decir, no temen compararse, porque lo que no se mide no se controla, y no se mejora.

Tal vez en el año 2015 volvamos a participar de la prueba PISA, y descubramos que todo lo que pensábamos haber mejorado ya será obsoleto en un mundo donde la velocidad del cambio es cada vez mayor. Señora Ministra: seamos humildes. En vez de escondernos dentro de nuestro caparazón, enfrentemos con determinación nuestra brutal realidad. Participemos de la próxima prueba PISA. Se lo debemos a nuestros hijos y al país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código