Terapia estrogénica

Las terapias estrogénicas de reemplazo para aliviar los síntomas de la menopausia se han utilizado durante cinco décadas

Según estadísticas internacionales, cada año unas 25 millones de mujeres sacan ventaja de los tratamientos de sustitución hormonal. Según estadísticas internacionales, cada año unas 25 millones de mujeres sacan ventaja de los tratamientos de sustitución hormonal.
Según estadísticas internacionales, cada año unas 25 millones de mujeres sacan ventaja de los tratamientos de sustitución hormonal.

Los síntomas menopáusicos son tan recios que representan todo un cambio de vida para la mujer madura. Para contrarrestar los síntomas y padecimientos que acompañan la menopausia, han surgido técnicas, como la sustitución hormonal, que hasta el momento ha trabajado de forma eficaz en el organismo.

La reducción de los calores intensos y la mejoría de la calidad del sueño son algunos de los beneficios que reportan mujeres que se han sometido a terapias estrogénicas y de sustitución hormonal.

Las terapias de sustitución o reemplazo hormonal entraron en la vida de la mujer hace ya muchos años, con el fin de restaurar la presencia del estrógeno (hormona natural que controla el período menstrual en la mujer) en el organismo. Al hacerlo, se pueden aliviar síntomas incómodos como sudoraciones nocturnas, problemas urinarios, atrofia vaginal, ansiedad o cambios constantes en el estado de ánimo que comúnmente se encuentran asociados con la menopausia.

En esta etapa, los ovarios, que son los encargados de producir estrógeno y progesterona, dejan de producir estas hormonas causando así los síntomas arriba descritos.

“De allí nacen las terapias de reemplazo destinadas a evitar todos los cambios involutivos que se llevarán en el cuerpo de la mujer”, explicó el doctor gineco-obstetra Eduardo Motta.

En términos generales, los estrógenos tienen funciones importantes a nivel orgánico. Según señaló el médico mexicano —fundador de la Clínica de Climaterio del Hospital General de México— una de ellas es que actúa como agente protector contra la osteoporosis, entre otros beneficios, como el mejoramiento de los niveles de colesterol HDL (conocido popularmente como colesterol bueno), que protege el organismo contra la arteriosclerosis, accidentes vasculares cerebrales y enfermedades cardíacas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

04 Mar 2015

Primer premio

8 9 2 7

ABDB

Serie: 4 Folio: 9

2o premio

9750

3er premio

7875

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código