RECORDERIS

Torrijos y el Cemis: Julio E. Linares Franco

El 20 de agosto de 2010, Alejandro Moncada Luna, actuando como magistrado fiscal de la causa (en proceso iniciado por la Corte Suprema de Justicia, CSJ, el 29 de julio de 2010), solicitó la indagatoria de Martín Torrijos Espino dentro de la reapertura del caso Cemis, realizada el 29 de diciembre de 2009. Pero resulta que el abogado de Torrijos promueve el 13 de junio de 2012 un incidente de controversia, aduciendo que estaba amparado bajo el fuero penal electoral, entre el 5 de octubre de 2009 y el 13 de marzo de 2011.

Vale la pena destacar que Moncada Luna fue recusado por Torrijos debido a que su primo Gonzalo Moncada Luna era abogado de Carlos Afú, también imputado en el proceso. En virtud de ello, el magistrado Moncada Luna deja el caso, y el 16 septiembre de 2010 es nombrado Abel Zamorano como nuevo fiscal de la causa, quien el 10 de julio de 2012 solicita el llamamiento a juicio de Martín Torrijos Espino. Torrijos, a través de su abogado, solicita la nulidad de todo lo actuado por violación al debido proceso, al no levantarse su fuero electoral. Y la CSJ, en fallo de 7 de agosto 2014, admite el incidente de controversia declarando la nulidad del sumario seguido a Martín Torrijos Espino en el caso Cemis, al igual que declara sustracción de materia en alrededor de ocho incidentes adicionales (prescripción, nulidad por doble investigación, contra la indagatoria, etc.) incoados por Torrijos, presuntamente para que nunca se conociera el fondo del asunto, por lo menos en lo que a él respecta.

El fiscal Zamorano recordó que el fuero penal electoral se perdía tácitamente, cuando el amparado no lo invocara en la primera “comparecencia” ante la autoridad y, en los procesos en curso, cuando no lo alegara por escrito en el término de 10 días hábiles siguientes a la fecha en que lo adquirió (artículo 4, numeral 4 y artículo 7 del Decreto 11 de 2 de abril de 2008). Explicando que el investigado no invocó el fuero electoral desde su primera comparecencia hecha a través de su abogado, el 25 de agosto de 2010. Pero la decisión mayoritaria de la CSJ estimó que la intervención de Torrijos en el proceso a través de su apoderado, no equivalía a que hubiese “comparecido ante la autoridad”, porque la comparecencia equivalía a que “debía ser personal”. No era lo mismo, según la CSJ, “intervenir en el proceso” que “comparecer ante la autoridad”, por lo cual no hubo renuncia tácita. Por otro lado, el artículo 10 del Decreto 11 de 2008 se refería a que el levantamiento del fuero electoral se haría tan pronto la persona amparada lo invocara (en su primera comparecencia), lo que ya hemos explicado, o cuando la autoridad a cargo del expediente tomara conocimiento del mismo por cualquier vía. Entonces, la CSJ consideró además que el fuero electoral de Torrijos era un “hecho notorio”, por lo que debiendo tener conocimiento del mismo, el fiscal, al no levantarlo en su momento, violó el debido proceso.

Con este breve relato he querido resaltar algunos aspectos. Torrijos en su momento presentó cualquier cantidad de incidentes, recurrió ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y dijo no haberse cobijado en el Parlacen pudiendo haberlo hecho (lo que es falso). Es decir, actuó prácticamente igual que Ricardo Martinelli, a quien ahora critica. Y finalmente, el no levantarle en su momento a Torrijos el fuero electoral, lo que habría significado indagarlo y hasta llamarlo a juicio, fue negligencia de Alejandro Moncada Luna.

¡Cosas veredes, Sancho!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código