RUPTURA

Traición a destiempo: José Montano

Solamente era cuestión de tiempo. El pronunciamiento del presidente de Cambio Democrático, Ricardo Martinelli, no hace otra cosa que mostrar el componente traidor y antidemocrático en que está sumida la política panameña y, en especial, ese partido, que lo que no puede comprar, lo descabeza por otros medios.

Quienes otrora eran “tan amigos” –al punto que esa supuesta amistad hizo que Martinelli señalara que tenía como vicepresidente y canciller a “un tipazo”–, hoy muestran las garras, en una batalla política que no pudo encubrir la pelea entre Varela y Martinelli por la adjudicación de unos terrenos estatales.

Seguro ya de su fuerza electoral y, tan poderoso o, bien, encantado por los 80 mil registros de nuevos partidarios, Martinelli lanzó un golpe al Partido Panameñista, al pedir la renuncia de Juan Carlos Varela a la Cancillería; no le tocó la vicepresidencia, porque ese es un puesto de elección popular.

A pesar de que otrora Martinelli consideraba que Varela era un funcionario brillante y un polifacético canciller, ahora al socaire de la ofensiva política considera que no puede ser presidente del Partido Panameñista, canciller, vicepresidente y candidato presidencial.

Con su determinación, Martinelli ha forzado el cerrojo de la puerta de los panameñistas-arnulfistas, quienes no dudan que avanzarán en las elecciones presidenciales con candidato propio.

Sean cualesquiera los planteamientos, a Juan Carlos Varela el empujón que le ha dado el presidente de Cambio Democrático le sirve para regresar a la política activa y puede trasladar su despacho a las oficinas del Partido Panameñista, porque de seguro Martinelli no le encargará funciones como vicepresidente.

Partida la “alianza”, Martinelli sabe que tiene que ir detrás de los votos de los propios panameñistas, para ello echará mano de las mismas artimañas que usó para comprar a algunos miembros del Partido Revolucionario Democrático.

Según sus propios pronunciamientos, Martinelli dedicará ahora gran parte de su gobierno a la inversión de recursos en la “base social del Estado”, lo que coincide con los movimientos políticos de su partido Cambio Democrático.

Todo temprano, todo con tiempo, tanto como los movimientos políticos encabezados por Cambio Democrático en materia de reelección electoral. Abandonan el camino de la alianza seguros –dicen– de que se han convertido en el partido de las mayorías.

Está por verse si los miembros del arnulfismo que hoy fungen como ministros y directores de entidades gubernamentales emprenderán el alejamiento del Gobierno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código