PROTESTAS

Triunfo de la verdad, la razón y la dignidad: Mario A. Rodríguez S.

La Comisión Médica Negociadora Nacional inició un movimiento en contra del proyecto de Ley 349. El fundamento de la lucha contra ese proyecto de ley es que permite la privatización de los servicios públicos, entre ellos, la salud y la educación. El proyecto era amplio y abarcador, alcanzando a todas las instituciones públicas del sector no financiero, además de ser innecesario e inconveniente.

El Estado cuenta con los ingresos necesarios para asumir su responsabilidad social y los voceros gubernamentales hacen gala de los ingresos extraordinarios que ha logrado el gobierno, por lo que la aprobación del proyecto no se justifica.

Por esa razón, paulatinamente, el movimiento sumó amplios contingentes populares, gremios, sindicatos, asociaciones de todo tipo y al pueblo panameño, en general. Así se iniciaron fecundas jornadas cívicas que elevaron la conciencia patriótica y cívica del pueblo panameño.

La sociedad panameña adoptó como suya las banderas de lucha y se tomó la decisión inquebrantable de protestar hasta lograr el retiro del anteproyecto de Ley de la Asamblea Nacional. Esto se logró, porque el mensaje fue de elevada dimensión cívica. No había ninguna petición de tipo económico, de conquistas gremiales ni de otros intereses. El objetivo de impedir una ley profundamente nociva y funesta para el cuerpo social, fue el aglutinante de estas luchas cívicas y patrióticas. El movimiento popular supo hacer el diagnóstico certero del tumor cancerígeno que hacía peligrar la vida social.

Ahora solo falta el acto quirúrgico, la utilización del escalpelo para extirpar el tumor implantado en la Asamblea. Como todo acto quirúrgico hay sangrado al separar las capas de piel necesarias para llegar al tumor, pero es el precio para la curación. Ese es el costo de citas temporales y atención médica restringida, pero no suspendida. Así mismo, se necesita la vigilancia constante para impedir que el tumor resurja.

De allí la necesidad de la constitución de un movimiento amplio y democrático, no excluyente, la Coordinadora Cívica Nacional.

Las jornadas de lucha cívica y patriótica fueron fecundas en logros: un movimiento fortalecido por la lealtad a los principios, el compañerismo y la solidaridad que logró decantar a los que participaron inicialmente con el propósito de intereses mezquinos, que finalmente quedaron al descubierto. La fogosa combatividad, la dignidad, el ejemplo de consagración y de vocación patriótica y cívica del movimiento son las garantías para nuevas jornadas de lucha que impidan la intención de sectores movidos por la codicia y la ambición de imponer leyes nocivas a la sociedad panameña.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código