OPORTUNIDADES DE COOPERACIÓN

Unicef, la niñez y las religiones: Ruling Barragán Yañez

Desde hace más de 20 años, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) viene implementando alianzas con organizaciones religiosas en su trabajo de protección por los derechos de la niñez. Si bien estas alianzas no son nada nuevo en el trabajo de esa agencia, tal vez no resultan bien conocidas al público general.

Por otra parte, poco se ha reflexionado sobre el papel que juega la religión en el pensar y quehacer de Unicef, como también en el trabajo de otros organismos internacionales humanitarios. El presente artículo comparte unas breves reflexiones al respecto.

Por lo general, los organismos humanitarios suelen atenerse a cierta neutralidad en asuntos “ideológicos” (entiéndase política y religión). Si bien se comprende la razón de ser de esto (evitar la discriminación política o religiosa), tiende a malinterpretar a la religión. Así, se ignora o se soslaya (e incluso se descarta implícitamente) que las religiones pueden contribuir positivamente al trabajo humanitario como ventajosas aliadas.

Debido a una actitud muy estricta de neutralidad, importantes organismos de ayuda humanitaria evitan alianzas con grupos religiosos, perdiendo valiosas contribuciones de labor voluntaria, administrativa y recursos financieros.

En el contexto de su trabajo Unicef, por el contrario, apuesta por un mejor entendimiento de su neutralidad en materia religiosa; comprende que la religión puede jugar un papel positivo y decisivo en la formación psicológica, moral y social de los niños. De esta forma, en su informe Alianzas con las comunidades religiosas en favor de la infancia (p.12), señala: “La profunda influencia que pueden tener la espiritualidad y la religión en el desarrollo individual y social de los niños constituye una oportunidad para reafirmar las influencias protectoras y fomentar la capacidad de resistencia. Las creencias, prácticas, redes sociales y recursos de la religión pueden fortalecer a los niños al darles esperanzas y los medios para encontrar sentido en las experiencias más difíciles, además de brindarles apoyo emocional, físico y espiritual. Cuando la lucha por los derechos de los niños se fundamenta en los aspectos protectores de las creencias y prácticas religiosas y está enraizada en una comunidad que alienta y enriquece la vida espiritual y religiosa de cada niño, los resultados pueden ser profundos y prolongados”.

La postura de la agencia ante la religión se basa en concepciones filosóficas universalistas, afables al pluralismo religioso. Según estas, a pesar de las diferencias doctrinales que hay entre las religiones, convergen significativamente en sus valores morales y espirituales. Esto es suficiente para valorarlas de forma positiva y desarrollar una productiva labor con ellas en defensa de la niñez.

Para Unicef, la Convención de los Derechos del Niño coincide con los valores compartidos por las grandes religiones del mundo; en los artículos 17, 23 (3), 27 (1) y 32 (1) se contempla la dimensión “espiritual” como parte integral del desarrollo del menor. El trabajo de la agencia con los niños asume, en principio, una visión benigna de las religiones y su influencia en el bienestar espiritual, moral, social e individual de los niños.

A pesar de las dificultades y conflictos que, en algunos casos conlleva colaborar con comunidades religiosas, los resultados del trabajo de Unicef a nivel mundial, muestran en gran medida que este es el camino a seguir. Así pues, los organismos humanitarios que luchan por la protección de la niñez y otros beneficiarios no deberían interpretar su neutralidad en materia religiosa de manera restringida. De otro modo, se cierran a valiosas oportunidades de cooperación mutua, que harían su labor más efectiva y eficiente.

En este sentido, la agencia de las Naciones Unidas, recomienda que: “Las organizaciones de defensa de los derechos de los niños deberían conocer los conceptos y principios básicos y las enseñanzas fundamentales de las tradiciones religiosas con las que colaboran. (...) También hay creyentes que trabajan en Unicef y otras organizaciones de defensa de los derechos de los niños que pueden ayudar a sus colegas a comprender mejor las tradiciones religiosas y a colaborar más estrechamente con las comunidades religiosas” (Alianzas, p. 52).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código