SUJETOS ACTIVOS

Ser estudiante en el siglo XXI: Juan Manuel Estribí Pérez

Ayer celebramos el Día del Estudiante. Este acontecimiento nos obliga a realizar algunas reflexiones en torno a lo que significa ser estudiante en estos tiempos.

Ser estudiante hoy, no es sinónimo de ser un mero receptor de información. Esto rompe con el paradigma de que el maestro lo sabe todo. El estudiante ya no es el sujeto pasivo de su educación; le corresponde no solo cuestionar el conocimiento, sino también coadyuvar activamente en la generación del mismo.

Ser estudiante requiere ir más allá de lo que se enseña en las aulas. Debemos recordar que se trata de un instinto de vida que no se limita a un salón de clases y mucho menos a lo que se ofrece en un programa de estudios. Ir más allá es ser consciente de que somos nosotros los que decidimos cuánto queremos aprender.

Ser estudiante en el contexto de la era de las comunicaciones es un privilegio, pero, a su vez, una gran responsabilidad. Estas herramientas nos conectan con el mundo y a veces nos alejan de él. Nos corresponde, precisamente, a los estudiantes potenciar estos instrumentos y adaptarlos a nuestras realidades concretas, para sacar el mejor provecho.

Ser estudiante no es solo ir a la universidad. Nuestro país demanda profesionales integrales, con auténtica formación humana. Dicho “diploma” se gana cuando se desarrolla un auténtico compromiso social. Y no nos referimos necesariamente al apoyo que se le da al mendigo, muchas veces forzado cuando se tiene esta experiencia como un mero requisito formal de rutina para la obtención de un grado. Nos referimos a la toma de conciencia de que pertenecemos a una sociedad y que siendo parte de ella, nos corresponde una tarea. Por lo tanto, ser estudiante es crecer en una comunidad y aportar desde esta, conforme a la vocación particular, en la solución de los problemas que le atañen al país. Esto implica la capacidad de trabajar en equipo, conocer las fortalezas y debilidades del otro, y conocernos a nosotros mismos, entre otros valores humanos.

Ser estudiante significa estar dirigido a la innovación. A dar respuesta de su experiencia académica, aportando soluciones nuevas a problemas históricos, pero con un sentido de lo propio que le representa, es decir, un aporte digno de su esencia particular.

Ser estudiante implica una actitud de escucha, pero también de liderazgo. Ser estudiante no es estar en una situación de inferioridad. En un mundo tan arraigado a lo sensorial, el optar por la academia es un acto heroico. Ser estudiante implica no solo vivir detrás del computador, estudiando para el parcial o haciendo la tarea, también significa estudiar la realidad y ejecutar tareas para transformarla. Pero, ojo, una cosa no excluye a la otra. El verdadero estudiante debe cumplir sus deberes sin fallarle a la patria, y no debe jamás fallarle a la patria incumpliendo sus deberes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código