LA NATURALEZA DE LA CSS

Zapatero a tus zapatos: Ramón Leal

Una característica normal de la administración pública de países como el nuestro, es la duplicidad de funciones. Caso específico: el sector salud. Dos instituciones en la República de Panamá, ofertan servicios médico–hospitalarios: el Ministerio de Salud y la Caja de Seguro Social. Si a ello le sumamos el envenenamiento masivo con dietilene glycol, y las muertes por la bacteria KPC, resulta obligante reflexionar al respecto.

De acuerdo con el artículo 2 de la Ley 51 de 27 de 2005, orgánica de la Caja de Seguro, esta institución tiene como fin “garantizar a los asegurados el derecho a la seguridad de sus medios económicos de subsistencia, frente a la afectación de estos medios, en caso de retiro por vejez, enfermedad, maternidad, invalidez, subsidios de familia, viudez, orfandad, auxilio de funerales, accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, de conformidad con los términos, límites y condiciones establecidos en la Constitución y la ley, con las posibilidades financieras de la institución”.

Sin embargo, el artículo 132, alejándose del objetivo fundamental para la cual fue creada, establece el “Sistema de Servicios de Salud”, y mandata: “La Caja de Seguro Social, a través de un sistema de servicio de salud, brindará atención de salud a los jubilados, pensionados, asegurados y dependientes cubiertos por el Riesgo de Enfermedad y Maternidad y a los trabajadores cubiertos por riesgos profesionales, en forma integral. Esta atención se brindará en el ámbito de la red de servicios de atención institucional, a través del enfoque bio-psico-social en salud y con criterios de efectividad, eficacia, calidad, equidad y oportunidad”.

Somos del criterio que el artículo 132, y aquellos que dependen de él, debiera ser derogado a fin de que la CSS centre sus esfuerzos y recursos en asegurar “los medios económicos de subsistencia, frente a la afectación de estos medios, en caso de retiro por vejez, enfermedad, maternidad, invalidez, subsidios de familia, viudez, orfandad, auxilio de funerales, accidentes de trabajo y enfermedades profesionales”.

Para el tema de la prestación de servicios médicos, el artículo 109 de la Constitución Política vigente, ordena: “Es función esencial del Estado velar por la salud de la población de la República. El individuo, como parte de la comunidad, tiene derecho a la promoción, protección, conservación, restitución y rehabilitación de la salud y la obligación de conservarla, entendida esta como el completo bienestar físico, mental y social”. Dicho servicio debe ser prestado única y exclusivamente por el Ministerio de Salud y sus dependencias.

Es fundamental aportar que la Constitución, en su artículo 109 no hace ningún tipo de discriminación, ya que la salud es un derecho universal y se garantiza a toda persona independientemente de su sexo, edad, condición socio-económica, etc. Así, las edificaciones clínico-hospitalarias, equipos, mobiliarios y el personal de salud de la CSS se traspasarían al Minsa, de tal forma que la CSS cumpla con la finalidad básica para la cual fue creada. Zapatero a tus zapatos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código