POLÍTICA

Zona de silencio: Donatilo Ballesteros S.

Con inusitada preocupación, escuché al actual presidente del partido limitar la vocería a quienes él designe para hablar en nombre del colectivo. Quien se siente panameñista no puede tener restricción alguna para manifestar su opinión sobre los problemas nacionales ni para expresarse sobre los desatinos que se cometen en la dirección del partido. Necesitamos una mayor comunicación de los rectores del grupo con los profesionales, técnicos, trabajadores y, en general, con la masa arnulfista que conforma este colectivo.

Las restricciones que se imponen causan no solo estupor en quienes hemos militado sin exigencias, sino que desalientan a quienes pudieran pensar en sumarse en el futuro, pero advierten las cortapisas al pensamiento, a la libertad de expresión y a la necesidad de disentir cuando se toman decisiones equivocadas, alejadas de la tradicional forma de actuar de los dirigentes y de la membresía ante los acontecimientos políticos.

En la actual administración hemos compartido los resultados negativos de algunas decisiones gubernamentales, no obstante, no hemos tenido un pronunciamiento que indique la aprobación o rechazo de ejecuciones que han sido masivamente objetadas por el pueblo.

Se han propuesto reformas constitucionales, sin embargo no hay un pronunciamiento del partido sobre la necesidad de las mismas, ni del procedimiento para su aprobación y, peor aún, no hemos determinado los temas sobre los cuales el partido tiene interés en discutir. Sobre la integración de la comisión y su temática debió rendirse un informe al partido, por ser una propuesta gubernamental, para dar oportunidad a sugerencias del colectivo. Nada de eso ha ocurrido y el pequeño grupo que aplaude todo, ha tenido una respuesta en el Legislativo, porque el irrespeto ha trascendido los límites hasta de quienes lo han aceptado y tolerado.

No comparto el criterio del presidente del partido en el sentido de que solo él puede indicar quien habla como panameñista, porque hemos guardado un silencio censurable sobre algunos actos, y ahora ese silencio se le pretende imponer a todos, por lo que delinear una zona de silencio será muy difícil. Aceptamos que el presidente es el representante legal del grupo, pero ello no nos obliga a guardar silencio, ni como ciudadanos ni como miembros del partido, en los temas que son de afectación nacional; por el contrario, debemos analizarlos como integrantes de una gestión de gobierno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Feb 2017

Primer premio

3 4 1 8

DCDC

Serie: 9 Folio: 11

2o premio

0491

3er premio

4912

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código