EDUCACIÓN

¿Qué se evalúa en la acreditación universitaria panameña?: Bienvenido Sáez Ulloa

Muchos panameños se han preguntado sobre el tema de las acreditaciones universitarias. Con este acontecimiento académico y social, la comunidad en general necesita una aclaración que le permita entender un poco más sobre qué se evalúa a las universidades.

Los preocupados por el tema estuvieron conscientes de que existía una necesidad por regular el sistema, con el fin de exigir a las universidades un servicio de calidad. La consulta con los sectores involucrados y la experiencia extranjera lograron una forma de evaluar institucionalmente por medio de un esquema cuya obligatoriedad marca la diferencia con otros países.

Dicho esquema se desarrolló de forma que permitiera ver cuatro perspectivas o factores, coincidentes con el propósito de mejorar la calidad de la educación superior, la que debe promover el Coneaupa (Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria de Panamá), creado por la Ley No. 30 del 20 de julio de 2006. Estos factores se valoran, cualitativa y cuantitativamente, en una matriz, a través de estándares o normas mínimas con criterios de calidad. Las universidades se autoevalúan, luego son visitadas por pares académicos externos que verifican el diagnóstico dado por la propia institución, generando un informe que es presentado a los miembros del Consejo (Coneaupa) y luego este decide acreditar o no la universidad. El insumo a toda esta serie de procesos son los estándares e indicadores dentro de los factores de la matriz. El primer factor, docencia universitaria, hace referencia a la formación de los estudiantes y la contribución de los docentes como vía de la enseñanza y aprendizaje; ambos son parte del amplio concepto del currículo. Involucra un adecuado diseño de las carreras, planes de estudio y pertinencia con la misión de la universidad.

La investigación e innovación, como segundo factor, implica la generación de conocimientos por parte de la institución a través de docentes investigadores en colaboración con estudiantes y personal técnico. Permite abrir un compás de saberes que contribuyen no solo al mejoramiento continuo de cada universidad, sino a la comunidad e igualmente concede aportes significativos al país.

El tercero, conocido como extensión universitaria, es la proyección hacia la sociedad por medio de una conciencia social, sin caer en la confusión con asistencialismo o donaciones como si se tratase de una entidad benéfica. Se deben considerar actividades de orden cultural, social y ambiental que enriquezcan la institución y la proyecten a través de la solución de problemas del entorno.

El último factor, gestión institucional universitaria, se refiere no solo a la infraestructura, sino a las actividades de administración que hacen funcionar a la institución mediante los recursos humanos, financieros, tecnológicos, entre otros. Dichas actividades deben articularse generando procesos con resultados favorables y, además, permitir el desarrollo de los factores descritos de la mejor forma posible. No nos extrañemos de que en un quinquenio tengamos una matriz de evaluación distinta (factores, criterios y estándares más exigentes) como instrumento de evaluación para instituciones y carreras, pero siempre con miras hacia la calidad que exigen la sociedad en general, y nuestros estudiantes en particular, ya que estos representan el eje central de la educación superior universitaria.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Abr 2017

Primer premio

1 2 0 3

ABCA

Serie: 10 Folio: 1

2o premio

9874

3er premio

6335

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código