RUMBO DE GOBIERNO

Y ahora... ¿qué?: I. Roberto Eisenmann, Jr.

En artículos previos a este he relatado que considero que la reelección del magistrado Ayú Prado, nacida en el palacio presidencial y ejecutada con la propuesta y apoyo de los dos nuevos e “independientes” magistrados nombrados por el presidente Varela, luego de un inédito proceso participativo, ha creado una crisis en los tres órganos primarios del Estado (Ejecutivo, Judicial y Legislativo).

Dudar es siempre condición de gente pensante. Mi posición ha sido tan radical que en ocasiones dudé si era tan cierta la situación que yo percibía.

Entonces llegó a Panamá el Dr. José Ugaz, presidente internacional (cubre 170 países) de Transparencia Internacional (TI); conversé con él previo al inicio de un acto público por el XX aniversario de TI-Panamá, y le pregunté: “Doctor, ¿cómo encontró las cosas?”. Me respondió (palabras más, palabras menos) “Roberto, en mi último viaje hace meses dejé un Panamá ilusionado… Martinelli huyendo, a siete u ocho de sus ministros en la prisión o con medidas cautelares, etcétera. Hoy he llegado a otro país, que duda de la credibilidad del actual gobierno, con una Corte Suprema de Justicia sin legitimidad y, aunque no es así, el comentario generalizado es “Esto es la misma cosa. ¡¿Qué pasó?!”.

Esta impresión, totalmente objetiva y expresada por alguien que viene de afuera, me confirma que mi pensamiento y posición son comprobados y, lamentablemente, certeros.

De allí el título de este artículo. Primero, como país, no podemos permitir que no pase nada. ¡Las cosas no pueden quedar así! Algo muy importante tiene que cambiar –¡y ya!–, porque todos sabemos que los tiempos políticos se acaban y si no se actúa a tiempo el daño se vuelve irreversible y permanente.

Acciones que podrían cambiar el rumbo que llevan las cosas: a quien le toca dar unos golpes de timón es al presidente de todos los panameños. La crisis actual nació en el palacio presidencial y es allí donde debe nacer la acción rectificadora. ¿Qué golpe de timón podría dar el presidente? Podría dejar saber que la Corte ha perdido legitimidad y que la Asamblea Nacional debe jugar su rol constitucional. Podría enviar a la Asamblea una reforma constitucional, cambiando radicalmente el nombramiento de magistrados, eliminando del proceso al presidente (un presidente que reduce el presidencialismo). Esto para aprobación en dos legislaturas de esta Asamblea, y un referéndum (que estoy seguro ganaría). Debería despedir a un par de funcionarios, comenzando con el que inventó y ejecutó el terrible error de reelegir a Ayú Prado como presidente de la Corte, y siguiendo con el jefe de la Dirección de Asistencia Social (DAS), previo a cerrarla, y a unos cuantos ministros que –por más eficaces que sean en su trabajo– cuando abren la boca entierran a su gobierno. Podría emitir una declaración formal y firme anunciándole a los funcionarios que no tendrá tolerancia alguna ante violaciones a la ley, por más buenas intenciones que tengan. Además, debe provocar una licencia del presidente de su partido hasta que se aclare su situación con Brasil, y nombrar allí a otro copartidario hasta las nuevas elecciones internas.

Y ahora, lo no menos importante: ¿Qué acciones debemos tomar los ciudadanos?, porque sin presión ciudadana nada de lo escrito va a suceder.

Tendremos que ir a la calle a exigir la renuncia de los magistrados, de una Corte que quedó sin legitimidad. Hay que lograr limpieza, y a la vez debemos tener a mano la lista de los magistrados idóneos y honestos que queremos.

¿Quién convoca? Ya hay dos convocatorias, una para el lunes 15 de febrero a las 5:00 p.m., en la iglesia del Carmen, y otra para el 1 de marzo, en el parque Porras. Sugiero en adición otra convocatoria permanente semanal por otra institución, cuya agenda se relacione con la lucha contra la corrupción y la impunidad. Entre ellas podría considerarlo la propia Transparencia Internacional, capítulo de Panamá.

¿Cuándo? Sugiero que todos los sábados –hasta que se vayan–, solo con banderas nacionales, sin discursos… solo la presencia y por tiempos definidos, finalizando con el canto del himno nacional. Podría ser en la plaza de la Democracia del Tribunal Electoral, con caminata a la Corte. Sin preocuparnos por cuántos llegamos.

En Guatemala, dieron inicio con varias docenas de jóvenes y terminaron con reuniones de 50 mil, y el presidente y vicepresidente terminaron en la cárcel. Aquí seguimos hasta que renuncien o que la Asamblea los juzgue.

Ideas en borrador para reversar la peligrosa crisis que vivimos, para asegurar la gobernabilidad de los próximos tres años y medio de este presidente y su gobierno.

Ahora les toca a ustedes, amables lectores, adicionar sus ideas... ¡y accionar ya!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código