ESTRATEGIA

¿Por qué ahora?: Sebastián Vásquez Bonilla

En primer lugar, deseo aclarar que este artículo fue enviado antes de la llegada de Noriega. El título se debe a mis dudas sobre el porqué este gobierno logró lo que ni el PRD pudo cuando gobernaba. Por eso, he meditado sobre lo que gana el actual gobierno con traer a Noriega a Panamá.

Admito que suena lógico decir que el Gobierno se vio obligado a traerlo para que no quedara libre en Francia sin pagar sus deudas en Panamá. ¿Será que a ellos les interesa ese caso? ¿Será que Noriega es más peligroso suelto en Francia que preso en Panamá? ¿Qué gana Panamá con esa extradición?

Para comenzar, ya puedo imaginarme los gastos que representó la repatriación de este señor, a lo que hay que sumar su manutención en Panamá. He observado que las opiniones emitidas por el público, en general, sobre la traída de Noriega, están divididas, así que no se puede decir que el Gobierno lo hizo porque así lo quería el pueblo.

Veamos lo que gana el Gobierno. Podemos comenzar con la atención, ya evidente, que le han dado los medios a la llegada de Noriega; atención que ha provocado diversas manifestaciones por parte de aquellos que sufrieron y lucharon en contra de la dictadura.

¿Conviene a Panamá revivir esas viejas heridas? No, pero al Gobierno sí.

Tampoco tengo dudas de que el Sr. Noriega tiene una agenda que cumplir en Panamá y que dicha agenda es el producto de negociaciones para lograr algún beneficio. La mejor evidencia de ello es el hecho de que un alto funcionario del Gobierno anunció, públicamente y con varios días de anticipación, que Noriega vendría vestido de civil. ¿Puede el Gobierno decirle a Noriega cómo debe vestirse? ¿Cómo lo logró, cuando ni los norteamericanos pudieron evitar que se vistiera de militar durante su juicio? ¿Ya se sabrá el color de sus zapatos?

Que se prepare la oposición, porque le darán con la misma medicina. Noriega no tendrá nada que perder con hacer algunas acusaciones, así que puedo imaginarme lo que podría decir. No tiene ni siquiera que hacer acusaciones, le bastaría con decir qué amigos tuvo durante su dictadura, así como se han publicado los amigos de Lavítola. Ojalá me equivoque, pero vislumbro una guerra mediática que solo aumentará la zozobra en la que el pueblo está inmerso por esa lucha por el poder. Me preocupa no ver luces para esa anhelada paz social que todos deseamos. La clase política está tan preocupada por las próximas elecciones que le interesa un comino su pueblo, y estimo que la traída de Noriega es una prueba de ello. Se ha querido popularizar una clase de “indignados” contra las acciones de los gobiernos de turno, pero quiero advertir que la “clase pensante” de este país no se come todos sus cuentos y que deben preocuparse por los indignados de toda la clase política.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código