MEDIO AMBIENTE

Nuestros aliados los murciélagos: John A. Bennett N.

Los murciélagos son los únicos mamíferos voladores, pertenecen al orden Chiroptera o quirópteros. No son roedores, tal como algunos creen. Hay más de mil especies de murciélagos y la clase que vive en su vecindario depende más que nada del alimento que allí encuentra. No obstante, la mayoría son insectívoros y tienden a ser pequeños, a diferencia de los fruteros que son mucho más grandes y típicos de áreas cercanas a los pocos mechones selváticos que aún quedan.

Los insectívoros pueden comer cientos de estos en una hora. Otros se alimentan del néctar de las flores, de las frutas de los árboles y del polen y, por lo tanto, diseminan las semillas y fertilizan las flores. Los hematófagos son los menos y se alimentan de los animales silvestres; rara vez se enfocan en los humanos.

Los murciélagos no son ciegos como algunos piensan. Quizá su vista no sea la mejor, pero lo que sí es formidable es su sistema sonar que les permite navegar por los aires, y que ha sido estudiado y replicado para usos tecnológicos.

En Estados Unidos muchas poblaciones que los habían eliminado pensando que eran dañinos, ahora, tras ser víctimas de oleadas de insectos, construyen e instalan casas para que los murciélagos se reproduzcan. Así han logrado controlar a los insectos. Una casa para murciélagos, construida en el campus de la Universidad de la Florida, en Gainsville, tiene una población de más de 100 mil ejemplares de cola libre y, por supuesto, en los alrededores hay pocos insectos.

Hay especies que llegan a tener una envergadura de 1.8 metros, mientras que los más pequeños apenas miden 15 cm. Están adaptados para vivir colgados de sus patas y, para darse al vuelo, deben flexionar sus músculos a fin de soltarse.

Las casas de murciélagos que podemos colocar en nuestros patios o viviendas proveen un lugar seguro para que la hembra críe a sus hijos. Estas solo tienen una cría al año, de manera que la población no crece tan rápido. Ello sin contar que en muchos sitios les arman guerra.

En la agricultura, los murciélagos son útiles contra las plagas de insectos que destruyen los sembradíos, y esto permite reducir el uso de pesticidas dañinos al medio y a los humanos. En la medicina la investigación ha permitido el desarrollo de vacunas y medicamentos que mejoran nuestra salud.

Además, parte de la polinización y distribución de semillas de la selva no sería posible sin estos aliados. Al final de cuentas, nuestra repugnancia por los murciélagos no es más que una prueba de lo poco que entendemos el mundo y cómo hemos sido llamados a ser sus mayordomos.

Para evitar que los murciélagos invadan los techos y el cielorraso de las casas, no los envenene, solo tape los agujeros para que no puedan entrar. Luego, construya una o varias casas afuera para tenerlos como aliados contra los mosquitos y evitar que sigamos envenenando el planeta.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código