MALOS EJEMPLOS

Cuando asesinamos el futuro: Franklin Nelson Arias Real

Hay asesinos y asesinos. Se puede matar de diferentes formas. Los narcomilitares de la dictadura (1968-1989) mataron y desaparecieron a muchos inocentes panameños. La Comisión de la Verdad hizo mucho por esclarecer los crímenes, pero aún faltan verdades que solo Dios sabe si algún día saldrán a flote. Por esa carga en su “partida de nacimiento”, el PRD tiene aún mucho que aclarar y algún día tendrá la madurez para aceptar su mea culpa, con responsabilidad; entonces, solo entonces, podrá pasar la página, ¡antes no! Quizás algún día el PRD llegue a la altura de Alemania, que progresa pero no niega la historia de su Adolfo Hitler.

Pero volvamos a los asesinatos, porque para ser francos, no solo el PRD ha asesinado. ¿Seré considerado yo un matón si le meto un tiro en la cabeza a alguien, mientras estoy borracho de poder tras un golpe de estado o porque, sencillamente, tengo los niveles de testorena en el cielo al andar con uniforme militar, tener un arma cargada y un rango de pavo real con guardaespaldas? Pero y, entonces, ¿qué se me considera cuando le regalo a mi familia y amigotes, mediante asquerosas leguleyadas administrativas, los bienes y fondos del Estado (terrenos que son patrimonio de todos) o manglares para mi tío o casa y finca en la mejor playa y punta de Los Santos o terrenos para centros comerciales en la capital o concesiones de casinos o corredores o minimizo el pago del impuesto de propiedad de una finca, al declarar su valor ignorando, a propósito, que hay un hotel construido sobre esta? Creo que esto cubre a todas las administraciones pos-Endara. ¿Y usted, lector, sabe qué se dio bajo cada cual?

A ver si entiendo esta escala de valores de mi Panamá. La violencia con sangre es mala, pero y la que te desangra el alma por dentro ¿qué es? ¿Cómo se le llama a quienes, sin vergüenza alguna, adquieren lo que nos pertenece a todos? ¿En qué me convierte este “juega vivo” con el dinero de todos? ¿En padre o padrino de la patria, en honorable ciudadano, en emprendedor comerciante o en patriótico inversionista?

¿Por qué no llamarlos asesinos, también, si es eso lo que hacen con la ilusión de un país rico lleno de pobres? Matan el futuro de muchos por un par de dólares. Quizás prefieran que se les llame berracos, malabaristas, no-pendejos, astutos políticos del patio, incluso que públicamente los llamemos corruptos, cuando en realidad son asesinos y nosotros, el resto de los ciudadanos, también, porque mientras el ejemplo a imitar no venga desde arriba, seguiremos experimentando todos una imagen narcótica de lo que es ser un país serio. Las balas culturales de nuestro “juega vivo” sobran; tenemos techo de vidrio pintado con sangre.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código