FORTALEZAS

De autoritarismo, división de poderes y otras tragedias: Miguel Zúñiga Vallarino

La manera de gobernar en Panamá durante los últimos años se ha basado en una práctica fundamentada en la acumulación de poderes por parte de la cabeza del Órgano Ejecutivo, el Presidente. Esto ocurre desde hace ya varios períodos. No ha sido solo el actual gobierno el que ha actuado de esta manera, también lo han hecho los tres anteriores.

Nuestra democracia denota fallas importantes con respecto a la división de poderes, cada vez se incrementa más el dominio que tiene el Ejecutivo sobre los demás órganos del Estado. Este gobierno liderado por su Presidente ha sido, sin lugar a dudas, el que más ha irrespetado ese equilibrio que, para un país que “practica” la democracia y que pretende mantenerla, es de suma importancia.

Ahora, ¿por qué es importante que exista una división de poderes? Trataré de que mi respuesta sea breve y concisa. Los órganos que ejercen el poder en Panamá son: el Judicial, que imparte la justicia; el Legislativo, que crea las leyes y el Ejecutivo, encargado de la administración del Estado. Los tres deben, según el artículo 2 de la Constitución Política de la República de Panamá, actuar “limitada y separadamente, pero en armónica colaboración”. Esto aunado al hecho de que cada uno tiene su labor específica y detallada, que no debe estar sujeta a intereses personales ni al de un grupo de personas.

El respeto a las instituciones estatales debe ser el cimiento de este país, porque sin ese respeto podemos tambalear y hasta derrumbarnos. “El poder es lo más puro y codiciado que existe, pero solo el hombre correcto puede llevarlo bien”.

El poder seduce, consume tu mente, tus ideales y quien no está lo suficientemente capacitado ni preparado para esa responsabilidad tiende a querer más y más, no hay límite, se siente invencible, nadie lo puede tocar.

Estamos en época de campaña política, y el oficialismo muestra sus grandes obras de infraestructura como su carta de presentación para las elecciones de 2014, pero, ¿son las grandes obras lo más importante? Yo diría que no, muchas veces, lo esencial no lo no podemos ver ni tocar.

Quisiera poner como ejemplo a la administración de Guillermo Endara Galimany (q.e.p.d). Su gobierno es considerado por muchos el mejor que ha tenido este país, y me pregunto: ¿es catalogado de esta manera por obras de infraestructura o por algo más? Definitivamente, es por algo llamado “respeto institucional”. Vivíamos una crisis, pero ese respeto nos salvó.

Creo que el oficialismo se ha equivocado al pretender que con obras se compran las conciencias. Este pueblo es más inteligente y audaz. ¿Las obras son importantes? Sí, y considero que este gobierno ha realizado obras muy importantes, pero no todo se puede hacer en cinco años, debe haber un balance.

Reitero, no se puede dejar a un lado la división de poderes, el autoritarismo no es aplicable en Panamá, lo fue pero no lo será nunca más.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código