CERTEZAS Y FALACIAS

A calzón quitado: Xavier Sáez-Llorens

Tradicionalmente, la “intelectualidad” ha sido adscrita a personajes con posiciones ideológicas de izquierda. Esta estereotipada apreciación no solo es errónea, sino escasamente auténtica. Con solo defender a los pobres o los marginados y atacar al imperialismo o al poder de turno, resulta siempre más fácil tener aceptación y protagonismo público. En todo debate o controversia, empero, existen certezas y falacias en ambos ámbitos del espectro pensante. Nadie tiene razón ni culpa absoluta. Curiosamente, los escritores que defienden a ultranza al socialismo o al capitalismo, raramente resaltan las deficiencias y desaciertos de sus preferidos sistemas. Un individuo que no sepa criticar lo malo y ponderar lo bueno merece, a mi juicio, poca confianza. Por fortuna, escritores de la talla de Vargas Llosa o Fernando Savater han desafiado esta forma de populismo literario y, con sensato equilibrio, denuncian las fortalezas y debilidades de cada corriente política.

Tengo el defecto o la virtud de expresar lo que dicta mi conciencia. Esta forma de actuar, a calzón quitado, me ha generado problemas interpersonales en varias ocasiones. Debo equivocarme, quizás con mucha frecuencia. Pero mi compromiso con el lector es opinar con franqueza. Voy a mojarme, por tanto, en temas de reciente interés. En estos días, ponerse del lado de los indígenas parece ser políticamente correcto. Me pregunto, ¿es un sentimiento real o es un pensamiento motivado por la aversión al Presidente actual? Para empezar, debo admitir mi repudio a la torpeza con que el Gobierno manejó el conflicto de San Félix. Hubo masajeo intencional en la redacción de la Ley 5, parsimonia en la intervención para abrir la carretera Interamericana, uso excesivo de represión policial para controlar la revuelta, ilegalidad en el corte de telecomunicaciones telefónicas y soberbia negligente para evitar dialogar directamente en el sitio de la manifestación.

También debemos aceptar, sin embargo, que los indígenas utilizaron métodos incivilizados de protesta. Además, no concuerdo con la premisa de que por el hecho de ser pobladores originarios tengan ellos derechos exclusivos sobre las tierras comarcales, incluso por encima de los intereses nacionales. En varios artículos precedentes, he apoyado la preservación de la cultura indígena y la garantía estatal de educación, salud, agua potable, electricidad y acceso vial a las comarcas. Los nativos son panameños como cualquiera de nosotros y deben ser integrados plenamente al quehacer patrio. Asimismo, no obstante, ellos tienen la obligación de contribuir al desarrollo del país. Comprendo que los indígenas estén cerrados a la minería, porque esta actividad destruye invariablemente el hábitat ecológico. Por el contrario, negarse herméticamente a la implementación de hidroeléctricas, que pueden generar independencia energética y posibilidad de bienestar global, es una actitud censurable que ningún gobierno debería permitir.

En marzo 2012, se cumplirán 15 años de la delimitación de la comarca Ngäbe-Buglé. Para su creación, se despojó de casi 7 mil km2 a las provincias de Bocas del Toro, Chiriquí, y Veraguas. Las hectáreas asignadas equivalen a aproximadamente el 10% del territorio nacional. La población que ocupa esta franja de tierras corresponde a solo 4.5% (154 mil 355 individuos, según censo 2010) del total de habitantes en Panamá. En otras palabras, cada uno de estos indígenas tiene más del doble de tierra que el panameño promedio (densidades de 22.15 hab./km2 y 44.50 hab./km2, respectivamente). Si sumamos las otras cuatro comarcas, los aborígenes poseen un 20% del suelo istmeño y la diferencia en densidad se triplica a su favor. La complacencia en concesiones es evidente.

La ley comarcal establece que el subsuelo es del Estado pero el aprovechamiento de tierras, bosques y recursos naturales depende de la aprobación de las dirigencias indígenas. Cualquier plan para edificar escuelas, centros sanitarios, infraestructuras públicas y atracciones turísticas debe contar con el permiso del cacique correspondiente. En el presupuesto de la nación se destinan partidas millonarias para la asistencia social y económica de las comarcas. Estos aportes provienen de los impuestos que todos nosotros pagamos. Convendría, entonces, preguntar: ¿no deberíamos tener derecho los demás panameños a exigir que sus tierras sean productivas para beneficio del país entero? ¿no tenemos derecho los demás panameños a poseer similar proporción de tierra y vivir en menor hacinamiento? ¿por qué los privilegios otorgados a los indígenas no pueden ser dirimidos en un referéndum? ¿qué pasará cuando el crecimiento demográfico sature zonas urbanas y rurales?

En otro tópico, me parece deplorable que el Gobierno pinche teléfonos de opositores para trazar sus comportamientos privados. El único pretexto justificable sería una amenaza a la seguridad colectiva. En aras de imparcialidad, debo también censurar las maniobras de azuzamiento y desestabilización perpetradas por cabecillas del PRD (otrora secuaces de la dictadura), dirigentes arnulfistas (otrora mancuernas del CD) y alcanforados comunistas (otrora zombis de Fidel). Finalmente, me produjo hilaridad presenciar el juramento del Presidente, ante 13 notarios, sobre su rechazo a la reelección. Hasta dónde tiene que llegar un mandatario para ser creído. Triste. Pero, también, me provocó risa la reacción de incredulidad de sus opositores. Como si ellos no fueran, también, practicantes a Pinocho. No me jo... Todos los políticos son la misma vaina. Mentirosos por antonomasia. @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código