MANDATO

Un candidato no es igual que un Presidente: Librado N. Montenegro

Los presidentes no son esas mismas personas que pensamos llegar a conocer en las campañas políticas. Hemos tenido raras excepciones, como Ernesto de la Guardia, Roberto F. Chiari y Harmodio Arias Madrid.

Estimo que el 60% de los electores, en 2009, preferimos al Sr. Ricardo Martinelli porque era un empresario de éxito. Porque queríamos negarle nueva oportunidad al PRD y al panameñismo.

El primer día de su presidencia, Martinelli hizo lo que nos parecía que tenía que hacer. Por ahí comenzaba la lucha contra la corrupción y el “juega vivo”. El desorden administrativo requería mano y carácter fuerte. Requería transparencia en los actos y manejos públicos.

Pero sucede que un Presidente, además de sus familiares, está rodeado de sus amigos personales y de los amigos de sus amigos (muchas veces, no figuran los amigos de campaña). Todos integran el círculo de sus favoritos, con el poder de hablarle al oído. Una personalidad de estadista le mantiene sus bríos incólumes.

Cualquiera puede ser gobernante, con bajas y altas cualidades, pero no todos han tenido escuela política como para evolucionar al pedestal de estadista. Nuestros gobernantes se quedan en la superficie, nadando y naufragando en el mar de la politiquería. Atraídos por las bajezas del diario vivir, de los secretos, de las encuestas.

Todo lo que ansía el soberano popular (pueblo) es que su escogido lo haga bien. Hay espacios entre sus urgencias (educación, salud, alimentación, seguridad, agua potable, caminos y carreteras, trabajo... ), y los sueños propios del mandatario (transporte moderno). Le queda tiempo para, en el camino, disminuir la corrupción, incrementar la transparencia.

El estilo de nuestro Presidente, su forma, más parecen conciliar con el autoritarismo que con la democracia. Y aunque esto parezca trágico, bien valdría la pena si sanara todo lo que nos indigna desde hace un buen rato.

Tras dos años y medio de su mandato, a su arrogancia y autosuficiencia debe añadirse una gran dosis de estilo político, el que ha estado ausente durante su enmarañada administración... Y algo que los ciudadanos no debemos ignorar: un candidato no es lo mismo que un Presidente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código