INTEGRACIÓN

El valor de la cartografía digital en Panamá: Javier Carranza Tresoldi

La gestión de la información territorial para un país no es una tarea ni sencilla ni económica. Variados y complejos argumentos se exponen cuando los países invierten en cartografía digital, especialmente cuando se requiere una cobertura total del territorio nacional.

Ante la discusión pública, la ocasión se ofrece propicia para discutir el verdadero valor de un mapa para un país. Una estimación estándar del presupuesto que demanda este tipo de operaciones es muy variable, dependiendo del volumen de geoinformación generado, la cantidad, escala y calidad de las imágenes satelitales, la cantidad de capas de observaciones del terreno, el personal destinado al campo y muchas otras variables. Sin embargo, se pueden buscar pistas: un reciente estudio financiado por el BID para el Instituto Nacional de Estadística de Honduras –basado en la reciente ronda de los censos en países centroamericanos y del Caribe– estima que producir un km2 de cartografía digital en un censo puede costar entre 50 y 150 dólares. El precio “no oficial” de una “ortofoto” satelital por km2 es de 30 dólares. Por supuesto que existen muchos otros costos variables según la situación de cada país.

Entre algunas quejas válidas, muchos reclaman que la producción de cartografía digital tiene un elevado costo. Se arguye que es, incluso, posible acceder actualmente de manera gratuita a información geográfica abundante en aplicaciones como Google Earth, Bing u Arcgis.com. A pesar de ello, estas páginas web solo permiten la visualización de la información, no su gestión o análisis, además de enfrentar una fuerte limitación sobre la calidad y cantidad de las capas de geoinformación utilizables. La ventaja más poderosa de disponer por parte de los gobiernos de sistemas de información geográfica integrales es la posibilidad de manejar miles de variables sobre un mismo mapa para tomar decisiones complejas.

Cuando los gobiernos se deciden a invertir en tecnologías de geoinformación, el valor de lo que producen excede varias veces el costo de su obtención. Ellas permiten unificar la gestión de datos clave por parte de ministerios, organismos y agencias de manera tal de que se pueda acceder rápidamente a información muy valiosa, con un beneficio evidente tanto para la actividad productiva como para la ciudadanía.

En el país, la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental está desarrollando un ambicioso proyecto para lograr la integración de todos los sistemas geográficos a nivel estatal y nacional en un único sistema llamado Geored. El esfuerzo incluye todas las existencias de hardware, software, equipo de redes y comunicaciones dedicadas a la geoinformación y otros servicios muy útiles, como el desarrollo de portales geográficos, similares a los de Google Maps, pero con información más precisa.

Es derecho de todos los panameños reclamar un uso eficiente de la información pública para compartirla y hacerla disponible a quienes importan en todo momento, ciudadanía y tomadores de decisiones. Solo así será posible potenciar el valor de los buenos proyectos. Claro, siempre será positivo conocer lo que los vecinos y países más desarrollados hacen en la materia. Sin embargo, la última palabra la tendrá siempre el país.

El mapa de Panamá vale mucho. Lo importante es valorarlo de manera inteligente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código