ALIENACIÓN SOCIAL

El circo no resuelve problemas: Víctor Paz

Sucede que el arte de la guerra y el sometimiento sigue siendo igual aunque el ser humano sea tan desmemoriado. La política panameña se ha manejado con los mismos cuatro hilos que mueven la marioneta: pan y circo, divide y vencerás.

El Imperio romano utilizaba el entretenimiento espectacular y la comida gratis para mantener al pueblo alienado de los problemas sociales. ¿Pero cuál era el atractivo principal de la sedación popular? Sacrificar a alguien, ya fuera en combates entre gladiadores o luchas de fieras.

¿Y qué vemos en la actualidad en nuestro patio político? Un circo que se ha formado alrededor de la Defensora del Pueblo, con olor a sacrificio, partiendo del hecho de que “su eventualidad”, ni llevándola al peor de los casos, pudiera considerarse el mayor pecado del cambio. Por otra parte, todos estos subsidios que el Gobierno ha tenido a mal ofrecerles a los panameños, pudieran considerarse “el pan gratis del circo”. Si nos vamos más allá, por qué no hablar de las famosas carreras romanas que eran también parte del entretenimiento masivo. Siendo un poco justos, veríamos las famosas encuestas de la actualidad política como la forma moderna de dichas carreras. Ahora bien, ¿qué hay detrás del circo? Un imperio en decadencia. O peor aún, ¿qué nos queda delante de este?, precisamente, la caída de dicho imperio.

Hay quienes culpan al cristianismo de la debacle del Imperio romano, yo solo culpo a la ceguera colectiva (de gobernantes y gobernados) que terminaron creyéndole. La prosperidad panameña puede caer ante tanto espectáculo, porque el circo no resuelve problemas, apenas los disfraza. “Divide y vencerás” (o dicho en buen panameño, “siembra cizaña”), la frase que algunos atribuyen a Julio César, dictador romano, es la justa contracara a la máxima existencial de “la unión hace la fuerza”. Técnica preferida por quien da como muy probable perder la contienda.

Comparando en su naturaleza estas dos frases se observa con facilidad que la primera destruye e invoca desunión, mientras que la segunda edifica y llama a la unión. Una resta gente, la otra suma. ¿Qué queremos los panameños? Claro, que entre tanto circo, es difícil ver el problema en su desnuda proporción.

El éxito de la democracia panameña siempre se ha gestado en los votantes independientes. Habiendo dos fuerzas opositoras bien definidas, los independientes coronaban la decisión electoral.

Con Cambio Democrático, muy por el contrario a toda promesa, la política partidista se fortaleció (en detrimento a la voluntad libre e independiente). Ahora es peor, con tantos independientes buscando protagonismo (algunos de ellos favorecerán a los partidos políticos inconsciente o conscientemente) el voto no partidario terminará por disolverse en la manipulada efervescencia electoral. Las próximas elecciones se definirán entre las membresías de los partidos políticos. Y ya todos sabemos lo que sale de estos...

No creo que al aumentar la oferta (de candidatos) mejore la calidad del producto final. Sobre todo, entendiendo la lógica de “azar” con la que muchos ciudadanos deciden no solo su realidad cotidiana, sino la suerte nacional. Con eso de que el panameño “solo apuesta a ganador”, ganará la propuesta más publicitada. E igual a las carreras romanas, a más distracción, más miseria. Pero aunque la historia mienta a veces, el tiempo jamás lo hace. Y ya todos sabemos, aun después de tanto circo, cómo terminó el imperio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código