APADRINANDO LA CORRUPCIÓN

El que quiere conocer a Panamá que venga, porque se acaba: Gilberto Cruz Ríos

Quizás no tengamos claros recuerdos de la invasión a Panamá de diciembre de 1989, sin embargo, sí tenemos presente cómo se ha venido desarrollando el escenario político, en donde Panamá es la piñata generadora de nuevos ricos, de buenos negocios y los amigos de los amigos son los que tienen privilegios, mientras el pueblo sigue pasando penurias con la inseguridad, los problemas de transporte, salud y educación. Muchas personas que viven en la periferia de la ciudad aún cargan tanques de agua, porque no les llega a su grifo.

En la contienda electoral pasada, el pueblo panameño emitió el sufragio a través del voto esperanza, pero cada día se observan los titulares de los periódicos y los hechos noticiosos: la ilusión se desvanece. He leído con atención las cartas que ha enviado el expresidente Martinelli al actual mandatario; no obstante, me pregunto cómo no enojarse si cada desacierto de la actual administración al final del camino lo que hace es restarle popularidad. Querido presidente Varela: La corrupción es la enfermedad de los gobiernos latinoamericanos; la impericia para gobernar es una situación local. No podemos decir que estamos haciendo las cosas bien cuando existe un grupo de panameños que aún tiene que recibir agua de un cisterna, cuando por aquí pasan torrentes de millones de dólares en transacciones off shore a diario. No despertamos a la realidad de los miles de panameños que hacen largas filas desde muy temprano en la Caja de Seguro Social, cuando en el afán de obtener venganza, que es lo que se percibe en las calles de nuestro país, se han detenido muchas obras cuya reactivación nos cuesta mucho a todos los panameños. No podemos decir, señor presidente, que estamos haciendo las cosas bien, cuando no ha definido una brújula cierta para los casi 4 millones de panameños que esperamos que, usted, enérgicamente, asuma una política internacional de cobro para los millones de dólares en crédito que otorgó la Zona Libre de Colón al mercado venezolano y que con un viaje de cinco días no se soluciona, mientras cada día cierran más negocios en esta zona franca y muchos panameños quedan en la calle. No podemos decir que estamos haciendo las cosas bien, cuando el titular de un periódico habla de que su ministro de la Presidencia cataloga de esbirros a quienes hacen críticas a su gestión.

Recuerde que está en la silla por el pueblo y para el pueblo, y que esta es la gente que daña su imagen, así como los comentarios en redes sociales de su esposa, quien por conducta usual bloquea a quien hace una crítica a su gobierno; y, por último, causa frustración ver cómo aún usted, como capitán responsable de este navío llamado Panamá, no ha podido suspender los carnavales por una situación que es visible y notoria que el día de mañana dejará a nuestras generaciones futuras sin vida y sin historia. Allegada a una gran novela de la pluma de un compatriota, señor Presidente, es momento de decir que quien quiere conocer a Panamá que venga, porque se acaba.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código