CAMBIO DE RUMBO

Un consejo al señor Presidente: César A. Tribaldos G.

Como expresidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, le expresamos al Sr. Ricardo Martinelli B. que algunos miembros no nos sentimos cómodos con su visita programada a la sede de nuestra institución, porque en su mensaje a la Nación del pasado 2 de enero nos calificó, irrespetuosamente, como “empresaurios” y aseveró de forma generalizada que no queremos pagar impuestos.

Fue más específico cuando se refirió a empresarios que son propietarios de líneas aéreas, de la Zona Libre, que además son dueños de medios de comunicación. Cuando lo escuchamos, pensamos que se refería a ese que es dueño de supermercados, accionista en bancos, propietario de ingenios, accionista de televisoras y medios escritos; con intereses en mataderos, molinos de arroz; que es importador de productos alimenticios que se venden y distribuyen en sus negocios y quien, recientemente, adquirió el control de varios medios de comunicación, entre ellos, una televisora, cinco radioemisoras y cuatro medios escritos.

De asistir a la reunión, nos gustaría conocer si en los últimos dos años y medio las empresas de este gran empresario han sido auditadas por funcionarios idóneos de la Dirección General de Ingresos (DGI), respetuosos de la ley y sin instrucciones presidenciales. Sr. Martinelli, queremos saber si usted se refería como “empresaurios” a esos cuyo éxito se fundamenta en retener los pagos a sus acreedores, que no distribuyen sus ganancias entre sus colaboradores o que le regatean centavos a sus empleados, usando influencias de poder para pagar menos salarios mínimos que el resto de los comerciantes.

Quiero pensar que al preparar su discurso, usted recordó que hace unos años, en una reunión seminario en la que se trataba un tema fiscal –según me cuentan– expresó: “En Panamá ningún empresario paga impuestos y bien pe... es si lo hace”. Me informan que no había terminado la oración, cuando intempestivamente el Dr. Carlos Arosemena, conocido por su verticalidad y principios éticos, al escuchar ese exabrupto se enfureció y le dijo: “Usted se estará refiriendo a su persona, porque esa generalización usted no me la va a aplicar a mí, porque yo sí pago mis impuestos, y no se atreva a faltarme el respeto”. La programada reunión se realizaría en el salón dedicado a un honorable empresario, Horacio J. Alfaro, miembro fundador de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, institución que por casi 100 años de vigencia ha liderado el desarrollo económico sin demeritar el desarrollo social. Lo hizo, también, en lo político con la lucha para suspender la explotación de la mina de Cerro Colorado, la inconsulta reforma educativa y para recuperar, a través de la Cruzada Civilista, el imperio de la justicia, la libertad y la democracia que mucho sacrificio, sangre y dolor nos costó a muchos empresarios, mientras otros se dedicaban a hacer negocios, romper huelgas y socavar la unidad necesaria para enfrentar a la dictadura.

Estamos muy orgullosos de que miembros de esta cámara, en diferentes momentos y circunstancias, han honrado a este gremio y cuando ocuparon la Presidencia de la República nunca olvidaron sus raíces empresariales ni utilizaron el poder para perseguir a los que los criticaron. Por el contrario, durante sus gestiones fortalecieron las instituciones democráticas, al punto de defender el honor de la Patria, incluso, nombrando a opositores políticos en importantes misiones. Como ejemplo de esto podemos mencionar a Ernesto De la Guardia y a Roberto F. Chiari, empresarios que siempre se distinguieron por su honestidad, caballerosidad, humildad, respeto y amor a la Patria; que no se rodearon de políticos corruptos, deshonestos ni sinvergüenzas, por lo que siempre se les recuerda como hombres de palabra, libres de prepotencia, avaricia o irrespeto en sus actuaciones.

Hoy usted ostenta el cargo de Presidente de la República gracias al voto de una gran mayoría de ciudadanos, entre ellos muchos empresarios que confiamos en que usted haría verdaderos cambios que fortalecerían el sistema democrático, alejándose de las tradicionales tentaciones de controlar todos los poderes del Estado, cuyo accionar violenta los necesarios balances entre los órganos de poder que garantizan la existencia de un sistema democrático.

Como expresidente de esta institución, le solicito muy respetuosamente que cambie el rumbo y la forma de gobernar. Aprendamos la lección. Lo sucedido recientemente en el manejo de la crisis con los indígenas ngäbe buglé es producto de la arrogancia, la confrontación y el querer imponer un criterio, haciendo uso de la excesiva concentración de poder. No irrespete a los buenos empresarios que pagan los impuestos que por ley deben pagar, porque no todos los miembros de esta cámara actúan como aquel “empresaurio” descrito anteriormente. El querer obligar a pagar impuestos inventados “para sacarse un clavo”, violenta la seguridad jurídica que ahuyentará al inversionista nacional e internacional, afectando el futuro crecimiento económico y social de Panamá.

Sr. Presidente, aspiramos a que su asistencia a la Cámara de Comercio sea señal de que quiere emular a esos distinguidos empresarios-estadistas y Presidentes de la República que fortalecieron las instituciones persiguiendo realmente la corrupción, desechando a esos políticos deshonestos que se venden por migajas y aislándose de los “empresaurios” sinvergüenzas del negocio estatal que lo rodean, solo entonces nos sentiremos orgullosos de recibirlo en nuestra institución.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código