Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

CONVENIENCIA

La elección del contralor: ¿Se pospuso el matraqueo?: Juan Manuel Castulovich

No han trascendido todas las razones, pero siendo, como era público y notorio, que el proceso empujado a velocidad supersónica para escoger al nuevo contralor estaba viciado por el matraqueo político, a primera vista parece positivo que los diputados hayan suspendido el sainete para, por lo menos, dar la apariencia de que tienen la intención de atender la demanda de la ciudadanía que los eligió, que les exigía suspender el inminente “madrugonazo” y actuar sin apresuramientos y con absoluta trasparencia.

En la etapa posdictadura solo hemos tenido un contralor independiente y ese fue Chinchorro Carles. El país vivía los primeros días de la restauración democrática y cuando la Asamblea Nacional (entonces llamada Legislativa) pudo integrarse y reunirse en el Palacio Justo Arosemena, correspondió al difunto Alfredo Ramírez, presidente del Molirena, llamarlo en representación de los partidos de la Alianza Democrática de Oposición, para preguntarle si aceptaría el puesto de contralor. Estuve presente cuando el profesor Carles le contestó que lo haría, pero que dejaba en claro que lo ejercería con absoluta independencia, objetividad y transparencia. Y así lo hizo. De ello, la nación fue testigo.

En estos momentos, y especialmente después del saldo de nefasta connivencia dejado por su actual titular, es necesario que la Contraloría vuelva a cumplir la función de órgano de control y vigilancia, tanto del gasto como del patrimonio público. Eso no se lograba si en la Asamblea Nacional, ignorando el clamor popular que pide a gritos un contralor independiente, sin ataduras políticas ni de intereses económicos, se hubiera impuesto el “contubernio político”.

Si de parte del nuevo gobierno hay un sincero interés de cambiar la manera de hacer política, el escogimiento del nuevo contralor es la oportunidad para demostrarlo. Su elección es de la exclusiva competencia de la Asamblea Nacional, pero si esta quiere que se la reconozca como vocera e intérprete de la voluntad popular debe, en consecuencia, atender a la demanda, que no es de un sector de la ciudadanía, sino del país entero.

En nombre de la inmensa mayoría de la ciudadanía, solicitamos a las y los señores diputados que, aparte de haber pospuesto la elección den otros pasos positivos y procedan de la siguiente manera:

1. Solicitar al presidente Varela que convoque a un período extraordinario de sesiones para finales de noviembre o principios de diciembre.

2. Reabrir con una amplia divulgación previa el período para la presentación y el recibo por la Comisión de Credenciales de la Asamblea de las candidaturas o para la ratificación de las ya presentadas, a los cargos de contralor y subcontralor. La fecha límite puede ser el 14 de noviembre de 2014.

3. Señalar un período, que podría estar comprendido entre el 17 y el 21 de noviembre de 2014, para que los aspirantes hagan su presentación y sustenten sus candidaturas ante la Comisión de Credenciales, en sesiones públicas y transmitidas por el canal de televisión de la Asamblea, después de las cuales esta rinda un informe al pleno con los nombres de los 5 o 10 candidatos más calificados.

4. Realizar la elección, con votación secreta, en una sesión extraordinaria del pleno, a más tardar el día 15 de diciembre de 2014.

Las comisiones permanentes de la Asamblea Nacional siguen funcionado durante los recesos del pleno y, por esa razón, la de Credenciales podría realizar sin prisas y con la debida mesura el análisis y la evaluación de los aspirantes, para proponer al pleno a los que ofrezcan las mejores garantías.

La convocatoria por el Órgano Ejecutivo de un período extraordinario de sesiones, para en ellas elegir al contralor, que para algunos puristas hubiera tipificado una injerencia en las funciones que corresponden a la Asamblea Nacional, ha sido superada por la realidad de los hechos. En atención a las nuevas circunstancias, la convocatoria es, además de procedente, necesaria.

La posposición de la elección de los nuevos contralores es positiva; pero solo si no se convierte en una reedición refinada del matraqueo politiquero. Que ocurra una u otra cosa, depende de quienes tienen en sus manos la responsabilidad de decidirlo: el presidente Varela y la Asamblea. El pueblo espera que estén a la altura del reto y que a quienes elijan desempeñen el cargo con la misma integridad, consagración y transparencia con que lo hizo Rubén Darío Carles, a quien la patria, al igual que a Guillermo Endara, les debe un homenaje.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código