COHECHO.

La corrupción del mercado

Quizás se puede pensar que la corrupción pública es la única que afecta la vida institucional de la democracia en nuestro país. Pero no es así. Hoy sabemos que el cohecho originado en el mercado afecta la gobernabilidad y junto con la primera, constituye un pesado lastre para el desarrollo y un costoso impuesto a la pobreza.

Por ejemplo, es un acto de necrosis el que una compañía privada financie la campaña electoral de un candidato a cualquier puesto de elección popular. Como también lo es que una empresa particular ofrezca un soborno a un funcionario o servidor del Estado, aunque éste sea de manera indirecta.

Es muy común que amigos del poder o integrantes del "Gabinete de Cocina" de un gobierno, actúen como facilitadores de empresas transnacionales, aunque los dignatarios de dichas corporaciones sepan que no se trata necesariamente de una consultoría, sino, simple y llanamente, de un acto de deshonestidad. Tal como acaeció en nuestro patio con el traspaso de las acciones de una transnacional mexicana a otra brasileña.

Otro ejemplo del extravío del mercado es lo ocurrido con la venta de una OPA cuyo resultado produjo una ganancia extraordinaria de varios cientos de millones de dólares para los accionistas de una reconocida empresa financiera y una pérdida fiscal para el erario público de similar dimensión. Supuestamente uno de los beneficiarios de tamaña vagabundería aspira a sentarse en la silla de San Felipe.

También constituye una acción de suprema degeneración la especulación salvaje y el acaparamiento de ciertos artículos de la canasta de alimentos, hecho que ha contribuido significativamente a que la inflación se dispare al 5% y de igual manera la canasta básica de alimentos se muestre inalcanzable para los pobres. Aparentemente, uno de estos comerciantes inescrupulosos sueña con alimentar las garzas.

Pero nuestro país, aunque pudiera ser más igualitario, esto no es lo que ocurre, sencillamente, porque la distribución de la riqueza no se determina en atención a la búsqueda de un equilibrio riguroso de los factores comerciales a objeto de lograr eficacia y equidad, ni con arreglo a los principios de justicia social; mas bien es el ejercicio del poder por parte de la oligarquía neoliberal, donde la riqueza genera poder, un poder producto del vicio del mercado que le ha permitido al gamonalismo neoliberal alternarse en el gobierno y multiplicar su riqueza.

Al respecto, el autor de Cómo hacer que funcione la globalización, indica que "a menudo a través de la financiación de las campañas electorales; los candidatos agradecidos, una vez que toman posesión del cargo, promulgan normas que permitan a quienes contribuyeron a su campaña adquirir recursos al precio más bajo posible y quedarse con una proporción mayor de las rentas públicas a través de los beneficios fiscales especiales...".

Todas estas prácticas conforman un poderoso valladar que impide que el Estado cuente con más dinero para invertir, verbigracia, en infraestructura vial, modernización de los obsoletos sistemas de transporte público de pasajeros, de educación y de salud y atacar las distorsiones del mercado que encarecen el costo de vida de todos los panameños. ¡Así de sencilla es la cosa!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Mar 2017

Primer premio

3 5 0 5

BBCA

Serie: 4 Folio: 8

2o premio

7058

3er premio

6560

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código