ECONOMÍA

De crecimiento a desarrollo: Pablo J. Gutiérrez F. III

De crecimiento a desarrollo: Pablo J. Gutiérrez F. III De crecimiento a desarrollo: Pablo J. Gutiérrez F. III
De crecimiento a desarrollo: Pablo J. Gutiérrez F. III

De acuerdo a las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), el crecimiento de Panamá en el año 2014 fue de 6.2%, y en el primer trimestre de 2015 ha sido de 5.9%. Estos números pueden verse “malos” en comparación con años anteriores, en los que crecimos 10.8%, 10.2%, y 8.4%, en el 2011, 2012 y 2013, respectivamente. Indican que, en efecto, hay una desaceleración en el crecimiento del PIB. Es decir, la percepción que se tiene de la economía nacional no está lejos de la realidad. Sin embargo, hay que entender bien el porqué de esta desaceleración, y qué se puede hacer al respecto.

Un factor que tiene un impacto significativo en el crecimiento de un país es la situación respecto a otros de su misma región. Solo tomando como referencia el año pasado y principios de este, vemos cómo la región latinoamericana no ha tenido el mejor crecimiento en su historia. Es más, países que han tenido buenos números en el pasado muestran desaceleraciones peores a las de Panamá. Por ejemplo, Brasil pasa por uno de sus peores momentos y está decreciendo. Venezuela experimenta una terrible situación económica, que solo se pondrá peor, salvo que corrijan el rumbo y lastimosamente es un socio importante económico para Panamá. Al ver esto, el contexto actual no nos favorece.

Sumado al panorama regional está el hecho de que la administración anterior gastó grandes sumas en infraestructura y megaproyectos, lo que se sumaba al PIB. Además, muchas personas estaban contratadas por el Gobierno para participar en la puesta en marcha de estas obras.

Esto tenía un impacto de reducción del desempleo. Ahora, como muchos proyectos se han puesto en pausa y varias obras finalizaron, ese número sufrió un aumento que lo coloca por encima del 5%. Lo importante a señalar es que tanto el PIB como el desempleo son estadísticas. Y, como toda estadística, se puede maquillar. Esto lo dejó muy claro el nobel de Economía, Milton Friedman, cuando visitó Asia en la década de 1960. Al preguntarle a los oficiales del Gobierno por qué los trabajadores usaban palas en lugar de maquinaria moderna, ellos respondieron que era para darles empleo. Entonces, Friedman les dijo que si era por eso les deberían dar cucharas para así eliminar por completo el desempleo. En conclusión, no podemos dejar que las simples estadísticas pinten imágenes completas, porque dejan por fuera muchos factores.

Pienso que todos estamos de acuerdo en que la situación económica actual podría ser mejor. La pregunta entonces es ¿qué hacer para mejorarla? Analizando el escenario político actual, ciertas medidas resaltan a la vista. Seguir presionando por la mejora de la institucionalidad y el estado de derecho es primordial. Diversos estudios, entre ellos el Índice de Calidad Institucional, muestran cómo estos dos factores impactan en la calidad del crecimiento de un país, haciendo que sea sostenido y equitativo. Adicionalmente, el profesor William Easterly destaca en su libro The Tyranny of Experts que países con alto nivel de institucionalidad en Asia, como Hong Kong, Corea del Sur, Taiwan y Singapur tienen un crecimiento mayor y más sostenido que los demás.

El salario mínimo, por ley, debe ser revisado cada dos años. Los aumentos suelen tener un impacto negativo en el desempleo y suben los precios de bienes y servicios. Para aminorar estos problemas se podría implementar una política que permita a las empresas pagarle menos del salario mínimo a los jóvenes que trabajan. Esto, dado que son los que menor productividad tienen y suelen verse afectados por el incremento a este salario.

Por último, y no menos importante, hay que seguir impulsando las políticas de libertad económica. Colón Puerto Libre, los beneficios fiscales para los padres que envíen a sus hijos a colegios privados, y tratados de libre comercio, son solo algunas de las medidas que se manejan actualmente. Al sumar todo esto lograremos no solo un crecimiento real, sino un desarrollo sostenible que permee hacia abajo. Cuando las clases más necesitadas y las clases medias se desarrollan, los países prosperan y fortalecen su tejido social. Permitamos que esto ocurra en Panamá mediante la libertad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código