VOTO CONSCIENTE

¿Y tú, cuánto cuestas?: Corina Elsa Rueda Borrero

Nuestro país se encuentra en proceso de elecciones; época en que se promete hacer “grandezas” y solucionar todos los problemas en cinco años. Nos encontramos bombardeados de la publicidad política agresiva, que no nos permite ver con claridad cuáles son las propuestas viables que tenemos, su rentabilidad y cuánto costarán a largo plazo.

Vivimos en una sociedad en que la mayoría piensa en votar por quien me resuelva más rápido, el que me dará más subsidios o me regala más cosas durante su campaña política y, posteriormente, en su posible gobierno.

No nos damos cuenta de que la mayoría de las campañas políticas tiene como objetivo darnos el pescado, en vez de enseñarnos a pescar; tratan de comprarnos y nosotros dejamos que lo hagan.

El país está acostumbrado a un Estado paternalista que le regala todo cuando llora; pero también es un Estado que se aprovecha de ellos, al endeudarnos a través de grandes préstamos dirigidos a un exceso de obras en corto tiempo, y lo peor es que no se dice nada, porque el pueblo está feliz ante los subsidios que les “regalan”.

Estamos creando un sistema insostenible, en el que se ceba a la población a través de regalos y se le vende la idea de que entre más cosas le den, tendrá mejor calidad vida. Esto es una seria equivocación, la verdadera calidad de vida se mide a través de índices de educación, salud, seguridad y justicia que, realmente, reflejan que el desarrollo llega integralmente a todo el país.

Panamá se encuentra dentro de los primeros 20 países del mundo con peor distribución de las riquezas, y en los primeros 10 de la región. Nuestro país vive en carne propia la regla 90/10 (90% de las riquezas para el 10% de población), pero pareciera que no nos diéramos cuenta de ello.

¿Acaso nuestro voto vale un jamón o pavo regalado? ¿Es viable la existencia de una beca universal que no incentiva a los estudiantes a ser mejores? ¿De qué nos vale un aumento de salario mínimo cuando la canasta básica está por los cielos y no se siente el impacto en nuestros bolsillos? ¿Para qué tantos proyectos de infraestructuras, cuando no podemos salir a las calles por la falta de seguridad? ¿Es justo que se gasten millones del presupuesto estatal en carnavales, mientras hay epidemias que hacen peligrar nuestra salud?

Por último pregunto: ¿Tú cuestas esto? Pensemos a futuro y elijamos a consciencia en las próximas elecciones. Nuestro voto no se compra.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código