SOCIEDAD

¿Quién cuida lo que beben los menores?: Dairo Herrera

En días anteriores, platicaba con una amiga y ella me contó, aterrada y con preocupación, que la cultura del alcohol atraviesa mortalmente el corazón de la célula primaria de nuestra sociedad: la familia. De forma silenciosa e invisible, destruye a nuestros jóvenes, desde muy temprana edad, olvidando que son adolescentes y símbolos del futuro de Panamá.

Mi amiga me inquirió con una pregunta que, como padres y madres de familia, debemos hacernos a partir de este momento: ¿qué tipo de bebidas se les brindan y toman nuestros adolescentes en las fiestas de 15 años, en los hoteles, discotecas y clubes de la ciudad de Panamá?

Es increíble que todos los esfuerzos de las familias panameñas, proveedoras de amor y valores a su prole, que invierten en educarlos en los mejores planteles educativos, para reforzar y cimentar su formación, se vean amenazados por este flagelo social que atenta contra el desarrollo intelectual, físico y psicológico de nuestros hijos.

Es importante destacar que el alcohol es una droga, tan letal como cualquier otra, llámenla como la quieran llamar. La única diferencia está en su composición química y en sus diferentes efectos farmacológicos, pero es una droga y su adicción es una enfermedad que destruye al individuo, como persona, y el tejido social y familiar. Debo precisar que manejar el alcoholismo y sacar adelante a un alcohólico tiene un costo social muy alto y las secuelas son irreparables, desde el punto de vista neurológico y psicológico.

El alcohol, aprobado y aceptado por la mayoría, es, también, el patrocinador del deporte, de la educación, de festividades tradicionales, de las campañas políticas y está presente en muchas actividades de la vida nacional y familiar. Este factor cultural está preñado de desgracias y debe ser erradicado de los encuentros sociales y fiestas en las que participan menores de 18 años y, peor aún, menores de 15 años.

Los jóvenes encuentran en el alcohol, un elemento socializador y lo obtienen con facilidad en los ágapes de 15 años. ¿Quién se los brinda? Buscar culpables, y responsables es muy fácil. Lo difícil será que la sociedad, unida por el futuro de la patria, pueda convencer y comprometer a los legisladores y al Ejecutivo, para que propongan una ley que prohíba, condene y penalice a los mayores de edad que le ofrecen alcohol a un joven menor de 15 años.

Más allá de la prohibición, deben generarse programas de promoción y prevención en las escuelas y colegios, para que nuestros hijos tengan futuro.

Es una lástima ver que una sociedad que camina firme hacia la prosperidad y con aspiraciones de primer mundo, tenga una infraestructura de formación y protección tan débil para los jóvenes.

Espero que esta voz de alarma llegue a personas cercanas a su entorno familiar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

26 Jul 2017

Primer premio

6 0 8 9

DDCA

Serie: 6 Folio: 13

2o premio

5725

3er premio

4150

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código