DESCONTENTO

La cultura de la bulla: Luis Alvarado K.

¡Bum! ¡Bum! ¡Bum! Son las 4:30 de la mañana y los vidrios de mi ventana cerrada vibran al son del ruido de las potentes bocinas que están a más de un kilómetro de distancia. ¡Bulla! ¡Bulla! ¡Bulla! Retumba el pregón repetitivo del DJ: ¿Qué está pasando?

Durante la recién pasada Feria de las Flores de Boquete, la bulla –sinónimo de escándalo– reinó por nueve noches desde las 11:00 p.m., hasta la madrugada del día siguiente, período de descanso en cualquier sociedad del mundo.

¿Cómo es que se ha llegado a este extremo donde las licoreras y otras empresas filiales, cuyo único interés es lucrar a través de la venta de licor, mantienen a la comunidad secuestrada en horas del descanso sin control alguno?

El Decreto Ejecutivo No. 1 de 15 de enero de 2004 que regula el ruido a distintas horas de la noche, así como normas existentes del Ministerio de Salud que protegen a la ciudadanía de ruidos dañinos y excesivos, son ampliamente conocidas, ¿por qué no se hacen cumplir?

Si las autoridades municipales, la Policía y los funcionarios del Ministerio de Salud se han comprometido, en reuniones con la comunidad, a acabar con este abuso, ¿por qué aún persiste la temeridad por parte de los dueños de estos negocios a desafiar la ley?

–¿Será que dado al aporte económico que representan para las arcas de la feria, hace que se sientan con la potestad de hacer caso omiso a las leyes y normas que protegen los derechos ciudadanos?

¿Será que no conviven en la misma comunidad que los boqueteños, y ellos y sus familiares no están expuestos a la bulla toda la noche?

¿A qué panameño no le gusta el jolgorio, la música y el baile? Está en nuestros genes y es una sana diversión, pero se debe realizar sin violar las normas existentes sobre niveles de sonido. Es comparable a un individuo que ha escogido fumar; nadie le puede impedir hacerlo, es su derecho, siempre y cuando no afecte a terceros, de allí la prohibición de fumar en lugares cerrados, públicos y privados.

Los boqueteños, los verdaderos dueños de la feria, apoyan las actividades de buen gusto que también son parte de este evento, como las exposiciones folclóricas y artesanales, las exhibiciones de flores y productos de la región y el ambiente familiar y seguro que se vive en horas diurnas de la misma.

Entonces, ¿Por qué son martirizados los residentes y visitantes de Boquete, para que las licoreras sin control lucren a su expensa varias veces al año: Feria de las Flores, Feria de la Orquídea, 3 y 4 de noviembre, 25, 26, 27 y 28 de noviembre?

Combatir la cultura de la bulla en todos sus frentes no es fácil. La lista es interminable: bares, discotecas y “parrilladas”, cultos religiosos con alabanzas día y noche como si Dios fuese sordo, televisores en restaurantes y salas de espera a todo volumen sin consideración con los clientes, vecinos desconsiderados, autobuses con troneras; parece que se nos ha inculcado la idea que “entre más bulla mejor”.

El descontento manifestado en programas radiales, en colecta de firmas y en reuniones del Consejo Municipal, debe ser un llamado de atención a las autoridades para darle un giro al rumbo que ha tomado la feria con esta actividad desenfrenada.

Los empresarios que lucran con la venta de licor (tanto privado como gubernamental) no deben tener prioridad sobre la importancia del derecho ciudadano a la paz comunitaria. Le tocará a los afectados, los residentes de Boquete, seguir cada día expresando su descontento y exigir de las autoridades fiel cumplimiento de las leyes para no dejar perder ese puesto relevante que ocupó la feria de Boquete por años.

¡Bum! ¡Bum! ¡Bum!

¡Bulla! ¡Bulla! ¡Bulla! ¡Ah! ¡Son las 5:00 a.m., ya falta menos!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código