POLÍTICAS PÚBLICAS

Más cultura, menos cemento: Lorena Gordon

En los últimos años, Panamá ha tenido uno de los crecimientos económicos más elevados de América Latina, según los organismos internacionales. Para este año, se estima que alcanzará un crecimiento que fluctuará entre el 6.2 y el 6.5 del producto interno bruto.

Este crecimiento se ha materializado en algunos sectores de la economía, como el de la construcción, los servicios y el turismo. Sin embargo, aún persisten los altos niveles de marginalización social, que no solo se refiere a las elevadas cifras de pobreza y mala distribución de los ingresos, sino que se proyectan directamente en el ámbito cultural.

El plan estratégico de Gobierno 2015-2019 tiene como premisa la equidad social y busca elevar el nivel de vida de todos los panameños, impulsando el desarrollo económico sostenible y dándole prioridad a la inversión pública, entre otras cosas. No obstante, poco se observa el desarrollo cultural entendido a la luz del artículo 80 de la Constitución Nacional.

Es sabido que en nuestro país no existe una política cultural real, más allá de meros paliativos cuyos propósitos sean aplacar a las masas. Esto se logra visualizar perfectamente en el plano artístico, ya que el Estado oferta carreras universitarias incompatibles con sus (inexistentes) políticas de inserción laboral, caso del teatro, bel canto, piano y guitarra clásica; cuyos profesionales se ven limitados a la enseñanza o a las iniciativas esporádicas del sector privado –o propias– para desarrollarse como artistas.

Son muchos los países que poseen un Ministerio de Cultura y, por tanto, una política cultural clara, que no solo otorgue la calidad de artista al profesional de las artes, sino que, además, garantice la inserción laboral a través de políticas firmes, tal es el caso de Colombia, República Dominicana y Perú, sin contar con países europeos como España. Y es que cultura, no solo puede ser entendida, como muchas veces ha ocurrido en nuestro país, con la alusión del sancocho, la mola o el folclore.

De acuerdo a Edwin Harvey, abogado y consultor de la OEA y otros organismos internacionales, desde 1980 la Unesco recomendó el deber de los Estados de proteger, defender y ayudar a los artistas y a su libertad de creación. Por lo cual, se estableció que debían adoptar las medidas necesarias para el pleno ejercicio de dicha libertad, además, de fortalecer su condición social, económica y jurídica, mediante el reconocimiento de su derecho a gozar del fruto de su trabajo y aumentar la participación del artista en las decisiones relativas a la calidad de vida.

Es hora de que Panamá invierta en cultura, porque es a través de esta que se logra un verdadero desarrollo social. De nada nos sirve una ciudad de cemento y rascacielos, si olvidamos nuestra propia humanidad. Los edificios se caen y se deterioran, pero lo que siembra la cultura, es indestructible.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código