ADECENTAMIENTO

La cumbre y el mito educativo: Jorge J. Aparicio Romero

La VII cumbre de las Américas, cuyo lema es “Prosperidad con equidad”, intenta buscar alternativas que disminuyan la distancias entre los ricos y los pobres, y permitir que los países más necesitados implementen políticas para alcanzar ese fin.

La mayoría de los esfuerzos se destinan siempre al mejoramiento educativo como alternativa para alcanzar la prosperidad, un mito anticuado, pues la educación no necesariamente es sinónimo de prosperidad.

En esta reunión se trata de innovar, sobre todo, en materia de educación, por medio de la inclusión de la Cumbre de Rectores y de la Sociedad Civil. En ambas se le presentaron propuestas educativas a los gobernantes. Sin embargo, hoy día, la pobreza que experimentan los pueblos no se debe a la falta de educación, más bien obedece al exceso de corrupción en los países del antes llamado Tercer Mundo, que fueron auspiciados por las grandes potencias a cambio de apropiarse de sus recursos o de sus posiciones estratégicas.

Por eso, los esfuerzos que se hagan para impulsar la educación no rendirán frutos mientras haya gobiernos corruptos patrocinados por las grandes potencias, pues seguiremos teniendo ciudadanos resentidos por las desigualdades sociales.

Los panameños hemos sido testigos y actores de los esfuerzos para mejorar la calidad educativa en diferentes gobiernos. Sin embargo, seguimos estancados sin ver resultados. Ahora se investiga la malversación de más de 45 millones de dólares en la compra de comida para el Ministerio de Educación, de 14 millones de dólares en la adquisición de mochilas escolares y otros escándalos que están por salir, solo durante la administración de Ricardo Martinelli.

En la mayoría de países el tema educativo se presenta como una promesa política, más que como un tema de Estado, y se maneja de forma improvisada por quienes dirigen el ministerio. Prueba de ello es que en este y en anteriores períodos, los presupuestos más altos se destinaron a la educación, pero sin resultados. Los ministros (as) no tienen la menor idea de qué hacer, pues llegan al cargo de forma política. Basta analizar el perfil de la exministra Lucy Molinar, o el de la actual, la ingeniera Marcela Paredes y sus viceministros. ¿Alguna llegó por méritos? ¿Alguna presentó un proyecto o propuesta educativa para ocupar ese cargo? No, ambas improvisan y trabajan sobre la marcha.

Hoy vemos que se mantiene el círculo vicioso de siempre: los ricos seguirán siendo ricos, y los pobres, a pesar de la educación, seguirán siendo pobres. Los malos ejemplos que ve la juventud son que la forma de salir de la pobreza es ser político y corrupto. ¡Basta de engaños, adecentemos este mundo!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código