MEDIOAMBIENTE

¿Quién debe limpiar el Canal?: Luis Puleio

La Prensa, en su portada de la edición dominical del 28 de septiembre, publicó una foto del estado de abandono en que se encuentra el río Chagres. Se apreciaba a un grupo de voluntarios, pertenecientes a la fundación Bern y al hotel Gamboa Rainforest Resort, recogiendo basura acumulada en el río. El crecimiento de la vegetación es tal que se pierde la visión del bote en el que iban en medio de un escenario de plantas acuáticas que imposibilitan la navegación.

En la historia del Canal de Panamá se han registrado tres cierres. En 1915, por derrumbes en el sector de la Cucaracha, toneladas de tierra y rocas se precipitaron al cauce transitable. El segundo fue durante el ataque que produjo la cruenta invasión a Panamá el 20 de diciembre de 1989 para asegurar el éxito del planeamiento militar y como medida de seguridad; es decir, evitar que quedaran barcos atrapados en tránsito que pudiesen verse afectados en el bombardeo. El tercer cierre ocurrió en diciembre de 2010 por la fortísima precipitación pluvial que azotó el país y ocasionó un vertiginoso aumento de los niveles del embalse del río Chagres. Tan impetuosa se hizo la corriente, que toneladas de plantas acuáticas y basura plástica acumulada, a partir del día en que la administración pasó a manos panameñas, se deslizaban sobre las aguas. Hay registros fílmicos que recogen cómo las “islas de basura” chocaban contra las pilastras del puente de Gamboa y lo remecían, para luego escorar en el mismo cauce del Canal. Es odioso recordar que durante la administración extranjera el Canal y su zona refulgían por el mantenimiento y la limpieza. Quienes de manera ocasional transitábamos por el área rumbo al interior del país o, simplemente, íbamos de paseo a lo largo de la franja canalera, veíamos todo en orden. Hasta la naturaleza era cuidada con esmero. Las aguas de ríos y riachuelos eran limpias y cristalinas.

¿Quién debe limpiar el Canal? ¿Serán los municipios de Panamá, de Colón o de los alrededores? ¿Acaso le corresponde a la Anam, al Ministerio de Obras Públicas, a la Unidad de Bienes Revertidos, a la Dirección General de Mantenimiento en áreas canaleras, a los representantes de corregimiento, a los diputados o mejor al Presidente de la República? ¿No creen que es una vergüenza que un puñado de voluntarios haga la tarea que le corresponde a la División de Ambiente del Canal? Muchas de las aguas que los alimentan están llenas de basura y desechos sólidos (incluidos los plásticos, vidrios, envases de foam, chatarras, llantas y trozos de madera), lanzados por los vecinos que viven a sus orillas, además de lo que arrojan los conductores que transitan por las autopistas cercanas. A causa de los vertederos oficiales, clandestinos y la mala recolección de la basura, perderemos el agua para tomar o se hará costoso procesarla. La destrucción de los pocos bosques que quedan, la apetencia de los gobiernos por vender las áreas revertidas en desmedro del propio Canal y de la población, aunque parezca apocalíptico, hacen que la vida cotidiana sea cada vez más angustiosa y mortal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código