EXPRESIÓN DEL HOMBRE.

La definición del arte

¿Qué tenemos que decir del arte? Supongo que todos o casi todos tendríamos algo que decir, siendo un tema absolutamente subjetivo donde se pone en el banquillo el concepto que tenemos de la belleza y de lo sublime. Hasta el más necio tendría el derecho inalienable a opinar; el arte nos atañe a todos por igual.

Pero en realidad, ¿qué es el arte? La subjetividad del tema me aboca a dar mi opinión, misma que indudablemente diferirá de otras. Todo este barullo mental lo desencadena el artículo del 4 de mayo escrito por Camilo José Cela Conde, en este diario y titulado "¿Qué es el arte?".

El arte es la habilidad innata del hombre de crear belleza ahí donde no la hay, de hacer algo digno de asombro con los elementos que encuentre y considere destinados a su creación. A mi juicio el arte no requiere de muchas explicaciones, por lo general, todos lo sabemos identificar. Entramos en terreno peligroso, por no decir dudoso, cuando el arte requiere de una explicación, la cual, muchas veces resulta más creativa y bella que el objeto que se describe, entonces cabría preguntarse de qué tipo de arte estamos hablando. Frente al arte y la belleza, el hombre tiene reacciones espontáneas. El arte, solo de pensar en el concepto mi mente se envuelve en giros suaves y a la vez veloces, se adentra en libros cuya prosa es de una magnífica belleza, precisión y forma hecha lenguaje, me voy al Louvre, me voy a la Galería de los Uffizi, me adentro en los magníficos colores de la Primavera de Botticcelli, hago un viaje rápido y provechoso al renacimiento, vestimentas de terciopelo carmesí, recamadas en filigrana de oro, amarillos recién descubiertos, verdes de locura, jarras y jarrones. Belleza artesanal, ¿será todo esto arte?

Cierro mis ojos y lentamente desfilan los más bellos atuendos del siglo recién despedido, los inicios de la Casa Chanel, el estilismo de Balenciaga, los absolutamente divinos y excéntricos modelos de Poiret, paso por Lanvin y su muy femenina belleza, para aterrizar finalmente en un magnífico par de jeans perfectamente entallados, ¿será todo esto arte?

Aún recuerdo un estupendo paseo de Génova a Leman en un más que dispuesto Mazeratti gris, la manera aquella de aferrarse a la autopista, la seguridad, la comodidad y el sentido de aventura ¿podrá ser esto definido como arte? ¿Y qué será, el auto o la sensación? Materia subjetiva, sin lugar a dudas.

Y no podríamos pasar por alto, los exquisitos manjares, que han evolucionado a un grado superlativo desde aquella época en que el hombre cazaba para comer y subsistir. Ahora los hombres recrean y agradan a otros con sus creaciones culinarias, cada vez más complejas e ingeniosas. Los vinos exquisitos, los espumantes más chispeantes, las mezclas de uvas y cepas para crear un nuevo sabor ¿Arte?

Verdad que el tema se presta a mil y una interpretaciones, es sutil, es directo, es ambiguo, y nos trae confusión cuando creemos que no sabemos distinguir. ¿Estaremos artísticamente correctos o padecemos de una distrofia perceptiva, caeremos en el escarnio social por no saber apreciar una obra en particular? El arte musical, pictórico, escultórico, decorativo, literario, amatorio, pero señores, por Dios, si en esta vida todo redunda en arte, en belleza y suspiros que se los lleva el viento. Y otra era vendrá y el concepto de belleza posiblemente cambiará, sin embargo, hay elementos que son eternos, imperecederos.

El arte está en el aire, es la etérea sensibilidad buscando su expresión, es la armonía buscando su forma, es la belleza encontrando un espacio que irá siempre de la mano con la bondad y la verdad. El arte es la expresión del hombre que necesita crear para sentir que no pasó por el mundo inútilmente, en vano, que ha dejado una huella, una estela, que otros posiblemente seguirán su ejemplo, que marcó espacios y creó caminos.

"Si un día me llegó un soplo del soplo creador y de ese apremio divino que fuerza aun a los azares a ejecutar danzas estelares; si un día reí la risa del rayo creador al que sigue refunfuñando, pero obediente, el trueno prolongado de la acción;…" en este bellísimo párrafo, sin duda hablamos de arte, pues invocamos el soplo creador, soplo que por demás desborda en el Zaratustra de Nietzsche.

El arte auténtico no necesita un análisis, solo necesita una expresión y ésta es de ¡admiración!

La autora es diseñadora de interiores

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

21 Jun 2017

Primer premio

4 1 8 3

CBBB

Serie: 20 Folio: 9

2o premio

3006

3er premio

0364

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código