Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

DERECHOS

´Por nuestra dejadez lo perderemos todo´: Erick Candanedo

Cuando no podamos pagar las cuentas, comprar comida o nos arrebaten el patrimonio, recordemos que nosotros –los que nunca hicimos nada– somos los culpables de nuestra propia desgracia.

La ingenuidad del panameño lo lleva a pensar que la lucha política no nos alcanzará en la seguridad del hogar o del trabajo. Vivimos replegados en los diarios quehaceres, esperando que los políticos se mantengan dentro del drama gubernamental, sin afectar nuestra relativa paz cotidiana, que solo es entorpecida por problemas familiares, de salud, con los vecinos, los colegiales y otras situaciones propias del círculo del hogar.

Aun cuando un evento como el incremento en los impuestos impacta la economía familiar, solemos emitir solo un lánguido ruido, siendo muy pocos los que reaccionan ante el abuso del establishment.

Situaciones similares se presentan hoy en los partidos políticos, que en su evolución se han hecho de una base compuesta por la clase trabajadora que ha dejado a la política en un segundo y tercer plano, dedicándose a esperar a que alguien –¡no sé quién!– tome las riendas del colectivo. En este vaivén, los abusivos, “pelechadores” sin oficio, encuentran espacios para asirse, incondicionalmente, del poder establecido y servirse como les plazca, no importa qué tan torcida u oscura sea la acción. Esto crea una paradoja: la política no da de comer a las personas honradas y profesionales, así que tienen que trabajar, pero si se olvidan de la política, los abusivos pueden tomar el poder y arrebatarles todo por lo que trabajan.

Entiéndase que hay daños irreversibles en la dejadez del ciudadano y de las bases de los partidos, por eso, la reacción política tardía es muy peligrosa. La seguridad del hogar, el bienestar de la familia y de todos sus bienes peligran cuando nos replegamos y dejamos socavar los poderes que amparan a las personas y a las cosas que amamos. Entiéndase que “somos nosotros los llamados a rescatar a la nación”. Todos los días perdemos un poco de democracia, algo de derecho ciudadano, libertad de expresión, bienes del Estado, justicia y estructura política, pues hasta los partidos son mutilados, en un desmembramiento sistemático.

Los empresarios y la clase adinerada (anuentes a esto) toman las medidas administrativas y legales para proteger y salvaguardar su patrimonio. Para la empresa privada un sistema de gobierno saludable y una estructura jurídica funcional son fundamentales, por lo que siempre trabajan “a lo concreto”, lo que contempla sacar los capitales del país, de ser necesario. Ubíquese usted en este panorama, en el que todos se acomodan o saltan del barco. No mantenga las esperanzas en los partidos políticos, pues han sido neutralizados con prebendas a sus líderes y bombardeo de “cazabobos” a los militantes.

Usted mismo se está encasillando en una “chuta”, se encuentra solo hacia el matadero y todavía pretende que una fuerza inexistente evite el desenlace final del futuro inminente para todo lo que tiene y ama. Buena suerte.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código