ACCIÓN CIUDADANA

La democracia no funciona si no se vive: Víctor Paz

Los pueblos apáticos y conformistas prefieren las hieles de las dictaduras a las mieles de las democracias, porque esta requiere compromiso, acción y solidaridad. El pueblo es el molde sobre el que se cuaja el sistema democrático, nosotros ponemos los límites y decidimos cómo queda a lo largo del proceso. Esto debemos hacerlo no solo votando, cada cierto tiempo, por un rey mago que nos llene de regalos o por un “Santa” que milagrosamente resuelva todos los problemas sociales que ignoramos a diario con el “juega vivo”.

Generalmente, votamos por una cara o una marca publicitaria, y lo hacemos, consciente y voluntariamente, por una mentira, siempre que esta no exija mayor compromiso que el de ir a sufragar cada cinco años. Sin embargo, todo necesita mantenimiento para que funcione bien, y la democracia tampoco es la excepción.

Nuestro pueblo –cada vez más consumista y menos productor– no posee la cultura de cuidar y mantener las cosas, se limita a comprarlas y a cambiarlas según el mercado y la moda –en este caso, según las encuestas–. De forma similar entendemos la democracia, utilizamos lo que esta nos da durante cinco años y luego lo cambiamos por otro modelo. ¿Dónde queda el compromiso personal de hacer lo correcto, de luchar por convicción propia y cuidar los logros?

Por esa falta de compromiso es que varias personas lloran –con resignación derrotista– porque según las encuestas el gobierno ganará las elecciones. Pero, ¿dónde queda la convicción personal de cada ciudadano?

Si vemos la política como una carrera hípica, entonces dejaremos que las encuestas decidan por nosotros. Es decir, seremos fácilmente sugestionables, con tan pobre concepción del “deber ser” y si nuestra debilidad de carácter nos impide actuar por convicción propia.

Con ese actuar tan entregado y ajeno al problema en sí, con esa falta de compromiso, rindiéndonos antes de que comience la contienda, no importa a quién elijamos –el mejor o el peor– pronto, y de seguro mucho más pronto de lo que pensábamos al elegirlo, resultará un tremendo fiasco. Y lo más seguro es que cuando se degrade “el milagro electo” y tienda a volverse dictador, no estemos allí para frenarlo.

Se requiere la misma fortaleza y convicción personal para elegir “bien” que para allanar la senda de nuestras propias decisiones. Aquí el mayor problema no son los candidatos, sino la actitud del votante antes y después de la elección. Nos podría ocurrir lo mismo que a los novios que se casan engañados, hacen tremenda celebración y en breve tiempo se divorcian. Porque no se adquiere un compromiso engañado ni engañando; porque el compromiso se conserva manteniéndolo. Llámese matrimonio o gobierno, se requiere responsabilidad y acción, de lo contrario la relación quedará sentenciada al fracaso desde su génesis.

No podemos engañarnos –sin importar lo que digan las encuestas– esto no funcionará mientras el interés personal mande sobre el social. Y el interés personal no solo prevalece en los sobrecostos de una megaobra, sino también al mirar para otro lado cuando “algo” no me afecta directamente.

Entonces, pregunto: ¿Cómo podemos practicar la democracia a nivel político si no la practicamos en las casas, en las escuelas y en los trabajos, con nuestros cónyuges, hijos, compañeros y colegas?

La democracia no sirve si no se vive. Si no la vivimos queda reducida a un mero circo mediático y al engaño oportunista de quienes dicen mentiras y de quienes se las creen. A veces la grandeza de los problemas solo existe en la pequeñez de la mente y el corazón de quien los sufre...

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código