VIDA, LIBERTAD Y PROPIEDAD

´Yo tengo derecho a...´: Pablo J. Gutiérrez F. III

Existen muchas dudas, así como versiones, sobre cuáles son nuestros verdaderos derechos. Es decir, ¿a qué tenemos derecho y por qué consideramos que los tenemos?

Si bien es cierto que los derechos son solo arreglos para la convivencia entre los individuos, sin el respeto a estos no existiríamos como civilización. Especialmente, si dejamos de respetar la vida y la propiedad privada, no existiríamos. Si hacemos un análisis lógico llegaremos a la conclusión de que solo los de tipo negativo pueden ser verdaderamente derechos. Entonces, ¿qué son los derechos negativos? Estos son los que permiten la inacción, mientras que los positivos son los que imponen y obligan acción. Por ejemplo, entre los negativos está mi derecho a que me dejen en paz, siempre y cuando yo no le haga daño a una tercera persona. Entre los positivos está el derecho a la educación.

Utilizando el ejemplo anterior, demostraré cómo, mediante simple lógica, un derecho positivo no es verdaderamente tal y puede llegar a crear esclavitud. Quiero aclarar primero que yo considero la educación como una necesidad sumamente importante. La educación es la única manera que tienen las personas para salir adelante y cumplir sus sueños. Incluso, se puede ver la educación desde un punto de vista de egoísmo. A mí, como persona, me conviene que los demás se eduquen, porque una persona educada es menos propensa a ser agresiva, puede crear una compañía nueva, descubrir la cura para una enfermedad como el sida, sería un excelente empleado con buena productividad, etc. Sin embargo, la educación no puede ser un derecho, por lo que escribiré a continuación.

Si la educación es un derecho, como muchos dicen, significa que alguien tiene que proveer la educación y alguien tiene que forzar a que se cumpla ese derecho. Este alguien, casi siempre es el Gobierno.

¿Cómo hace el Gobierno para que esto ocurra? Le quita dinero a las personas mediante impuestos. Es decir, les arrebata su propiedad legítimamente adquirida, lo que es un derecho negativo, sin su consentimiento. Aquí estaríamos diciendo que la educación está por encima del derecho de las personas a su propiedad legítimamente adquirida. Esto no tiene ni pies ni cabeza.

Comenzando por ahí, ya podemos ver que la educación no puede ser un derecho verdadero, porque este no puede chocar o anularse con otro. Con los impuestos se paga a los profesores para que enseñen a los estudiantes. Ahora, ¿qué sucede si nadie quiere ser profesor de escuelas públicas? En este caso, el Gobierno se vería en la necesidad de forzar a las personas a educar a otras. Se viola el derecho a la libertad y, por ende, nuevamente se entra en colisión con otro derecho. Al violar su libertad, estás creando esclavos, porque a la persona no le queda más que acatar las órdenes del Gobierno, si no lo hace sería castigado con cárcel.

Ahora bien, podemos decir que la educación es un derecho en el sentido que tú tienes potestad de buscar educación. Es decir, la posibilidad de educarte caería bajo tu derecho a la libertad. Lo que no debes hacer es forzar a un tercero a brindarte la educación, porque violarías sus derechos. Cuando queremos analizar si algo es un derecho, debemos pasarlo por la lupa por la que hemos pasado el llamado derecho a la educación. El término que se usa para esto es componible. Para ver si algo es verdaderamente un derecho, debe ser componible.

Entonces, si la educación, el cuidado de la salud por parte de terceros, tener una vida “digna” o un trabajo, entre otros, no son derechos, ¿cuáles tenemos? Esta pregunta tiene una respuesta sencilla de tres palabras: vida, libertad y propiedad. Tenemos derecho a nuestra vida y a lo que hagamos por nosotros mismos o adquiramos por contrato, ni más ni menos. Todo esto, siempre y cuando no afecte a un tercero ni a su propiedad y que la otra persona acepte el contrato, voluntariamente, libre de coerción estatal y coerción por parte de terceros.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código