CONTRADICCIONES

La derogación de la Ley 74 de la policía: Jorge Chang Villarreal

Los hechos protagonizados por los agentes de la Policía Nacional colocan en el ojo de la tormenta a una institución que según la Constitución es la guarda y custodia de la vida e integridad de los ciudadanos. Los incidentes en Bocas del Toro, en Colón y la reciente muerte de dos niños que viajaban en su auto que fue abaleado en San Carlos, dejan un sabor amargo a la sociedad, y esta exige cambios.

Veamos el Art. 2 de la Ley 74 de 2010 que modifica el Art. 127: “Cuando algún miembro de la fuerza pública sea denunciado, querellado, imputado o procesado por la presunta comisión de un delito ejecutado en acto de servicio o en cumplimiento del deber, exclusivamente por motivo del uso de la fuerza, no se ordenará la detención preventiva ni se decretará la suspensión provisional del cargo público que desempeña, hasta que concluya el proceso con resolución ejecutoriada y esta sea comunicado a la autoridad nominadora por el tribunal competente”.

Al analizar este artículo concluimos que su único objetivo es brindar más protección a los agentes. Lo expongo así: solo hay dos artículos en la nueva ley, uno que deroga el antiguo Art. 127 de la ley orgánica de la policía de 1997, que elimina la figura de la detención preventiva, y el otro que modifica el Código Judicial con relación a la incorporación del ADN como prueba científica. No hay que ser una lumbrera jurídica para darse cuenta de que el fin fundamental es eliminar la detención preventiva de los agentes que usan la fuerza letal. La detención preventiva es una de las medidas cautelares consagradas en el Código Judicial y la última ratio legis, que utilizan los fiscales en las jurisdicciones, en las que aún no rige el sistema penal acusatorio, que se aplica cuando hay graves indicios de la comisión de un delito. Este procedimiento desarrollado en el libro tercero del Código Judicial se ha de aplicar a todos los ciudadanos por igual, es por eso que varios juristas señalan la inconstitucionalidad de esta norma, porque, como reza el Art. 19 de la Constitución, ante la ley todos somos iguales, sin fueros ni privilegios.

Obviamente, los policías que dispararon contra el auto, en San Carlos, no siguieron el procedimiento establecido en los protocolos del uso de fuerza letal, que contempla cuatro puntos: defensa de la vida de un tercero, defensa de su propia vida, contra un delincuente armado, y por orden superior. Definitivamente, la detención preventiva, según criterios jurídicos, debe ser aplicada en este caso; sin embargo, la nueva ley señala que los agentes no tienen detención preventiva, pero ahora dos de ellos están detenidos y esto genera una contradicción jurídica. Este es el resultado de legislar de forma apresurada, con criterios antojadizos que ponen en peligro la seguridad y la convivencia pacífica de todos. Entiendo que en la policía hay agentes profesionales y comprometidos con su labor, también los hay malos y a estos no se les puede proteger, por esto pedimos se derogue esta ley.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código