PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA

Un país nunca desaprovecha sus recursos: Luis Alberto Morán A.

Con todo lo ocurrido con el problema con el agua creo que es necesario reflexionar sobre las prioridades que debemos establecer como país, y el rumbo que como sociedad deseamos tomar para llegar al anhelado desarrollo que todas las naciones buscan y que sus ciudadanos merecen.

Esta más que claro que para llegar lejos hay que dejar atrás el “cortoplacismo” y pensar lejos, para de esta manera alcanzar el desarrollo económico. Esto es lo que los economistas comúnmente llamamos “largo plazo”, y está relacionado con los planes y acciones de desarrollo que deben trazarse los países para cumplir con sus objetivos, dirigidos a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, específicamente: mejor educación, salud integral, oportunidades de empleo y de ingresos adecuados, etc.

De manera sencilla lo anterior quiere decir que ningún país alcanza niveles de desarrollo sin una planificación estratégica de al menos cinco años de hacia dónde quiere llegar, ya que si una nación no tiene un camino definido, nunca logrará consolidarse como una nación de progreso ni tampoco de riqueza, afectando negativamente a sus ciudadanos, principalmente a las nuevas generaciones.

Para saber dónde llegar hay que saber los recursos con que uno cuenta. Esto pasa mucho a nivel de los países, por lo tanto, las naciones tienen la necesidad de evaluación constante de sus recursos pensando en el uso adecuado que se le debe dar a los mismos. Recordemos que todos los recursos son escasos, pero las necesidades son ilimitadas y al no hacer uso adecuado de los recursos se condena a las naciones al deterioro social.

Existe un ejemplo muy claro sobre dos países que demuestra la importancia de usar los recursos con que cuenta una nación de manera eficiente para el cumplimiento de metas de desarrollo. Este es el caso de Haití y Corea del Sur.

Pareciera que estas dos naciones no tuvieran nada en común, pero sí guardan una amplia historia económica que refleja que la visión de las economías es clave para el progreso social que se necesita. Este ejemplo se remonta a la década del 50, cuando Haití le brindaba apoyo financiero a Corea para dinamizar su desempeño económico, principalmente afectado por desastres naturales.

La realidad refleja que Corea ha sabido aprovechar sus recursos para convertirse en una nación próspera, con altos niveles de globalización y competitividad, porque ha puesto prioridades, y en base a esas prioridades ha invertido sus recursos de la mejor manera pensando en las futuras generaciones y en las necesidades básicas.

Un ejemplo claro de lo mencionado, es la calidad educativa de Corea del Sur.

En cambio, podemos ver el caso de Haití, una nación con múltiples recursos, pero con corta visión de progreso. La pobreza afecta a gran parte de su población y el poco acceso a necesidades básicas retrasa su crecimiento. Gran parte de la baja competitividad se debe a su deterioro institucional, su poca inversión en el capital humano y su mínima capacidad de atracción de inversión extranjera para generar oportunidades de empleo y mayor ingreso a sus ciudadanos.

Lo que ocurre en naciones como Haití puede ocurrir en cualquier otra nación. La pobreza, el desempleo y la informalidad pueden atacar a cualquier nación que no sepa aprovechar de la mejor manera su recurso humano, financiero y/o natural, para ser una nación especializada que logre diferenciarse de otros países.

El recurso hídrico no está nada alejado de la realidad cuando hablamos de aprovechar nuestras ventajas, porque es tan importante para el crecimiento de las naciones. Debemos reflexionar en el uso que le queremos dar, pensando en las necesidades de agua potable que enfrenta la población, la capacidad hídrica de ríos y lagos a nivel nacional y de las necesidades que enfrenta el sector agropecuario, principalmente en provincias centrales.

Los carnavales a celebrarse dentro de poco en Panamá son una actividad de amplio agrado y entretenimiento social; reconocemos que tienen un gran impacto en las economías de las provincias, pero estoy seguro de que si no usamos agua para carnavales serán de igual atracción para todos, y más cuando comprendemos que debemos cuidar el preciado líquido para poder avanzar como país.

Un país que piensa en sus recursos es un país que piensa en el futuro, y cuando se piensa en el futuro se alcanza el desarrollo económico.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código