HACER CORRECTIVOS

El despeñadero político: Donatilo Ballesteros S.

Culmina un año plagado de sorpresas y de acciones censuradas por el proceder de las autoridades. Las informaciones emanadas de las fuentes oficiales, dejan la clara percepción de intolerancia, incapacidad y, sobre todo, de abuso y falta de transparencia en muchos actos que perfilan una corrupción generalizada. Lo penoso es que sus actores están en los niveles superiores de la administración, donde afloran con frecuencia hechos que, analizados jurídicamente, podrían dar asidero a una investigación por su naturaleza delictual.

Teniendo como punto de referencia las irregularidades denunciadas, es de colegir que se carece de una directriz política que disminuya la creciente repulsa contra las acciones gubernamentales. Traducido el panorama existente al escenario político, el declive del terreno en este tramo se hace más escabroso y, por ello, quienes tienen aspiraciones electorales habrán de elegir con sumo cuidado el colectivo por el cual pretenden competir. A falta de dos años para la terminación de esta administración, el partido gobernante no parece entender que debe salvaguardar la aceptación pública; de seguir sin modificaciones, se sepultará desde ahora las candidaturas por ese colectivo.

Un ejemplo es lo acontecido con alcaldes y representantes de corregimiento en Divisa, porque aún cuando el libre tránsito es un derecho de todos los ciudadanos, el favoritismo con desmedro de los beneficios de poblaciones enteras en los auxilios económicos del Estado es una invitación a la toma de acciones de fuerza. No se ha considerado el caudal electoral que representa cada localidad afectada, incrementando así la censura, el malestar y rechazo por la forma de gobernar, que en las elecciones se traducirán en votos de castigo.

Los estrategas de la administración no parecen advertir el riesgo por tantas acciones negativas. La vocería por lo positivo está en manos de personajes de poca convicción, mientras los que censuran tienen mayor credibilidad ante los electores. El triunfo del Presidente en las elecciones pasadas obedeció en gran medida al desgaste del partido gobernante y el rechazo a los nominados para los cargos de presidente y vicepresidente, prueba de ello es que ese colectivo obtuvo una alta distinción de los votantes, a nivel de corregimiento y distritos.

Tengo la impresión de que los asesores políticos de la actual administración saben que ese partido está como .... las oscuras golondrinas, de Gustavo Adolfo Bécquer: “no volverán”. El Gobierno transita por un despeñadero político. No tiene una figura de aceptación nacional, ilustrada y capaz, que brille como elegible al más alto cargo. Repite acciones que molestan y que son objeto de censura general. Las inversiones públicas se tildan con sobrecosto, y la Contraloría y el Ministerio Público pecan de inactivos. Todo ello acrecienta el despeñadero político existente. De no corregir la ruta, tendrá consecuencias inevitables.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código