LLAMADO A LA REFLEXIÓN

La destrucción de la naturaleza: Abdiel Rodríguez Reyes

A propósito de la pasada celebración del Día Mundial de la Tierra, quiero señalar que uno de los graves problemas que enfrenta el género humano es que no ha comprendido cabalmente su relación con la naturaleza. En la mayoría de los casos, por no generalizar, los humanos la vemos como una cosa que se puede utilizar, manipular y gastar, y que, por arte de magia, se renovará. Ni de asomo se vislumbra el planeta Tierra como la morada o el gran hogar que se debe conservar e higienizar.

Hay unas palabras del controvertido escritor español Fernando Sánchez Drago, que no son muy esperanzadoras, pero que esclarecen el problema. Él señala lo siguiente: “Yo creo que la raíz del problema es en primer lugar de índole zoológica. Sencillamente, en el planeta Tierra no caben 6 mil millones de egos, consumiendo, devorando, trabajando; es decir: no hay comida, no hay trabajo para 6 mil millones de personas”. Y cuando una especie no tiene suficiente espacio y alimentos, se extingue. Este fenómeno se acrecienta más con la sobrepoblación en las ciudades, en donde aumenta el efecto invernadero, la contaminación y, para colmo, la calidad de vida disminuye y desmejora considerablemente.

A pesar de todo esto, la población mundial está en aumento; cada minuto nacen aproximadamente 400 niños.

Por un lado, las ciudades quedan sobrepobladas y el interior o las zonas campesinas son vistas como fuentes de extracción de materias primas; los campesinos que practican la agricultura de subsistencia cada día están más cercados económicamente por las empresas que producen, a gran escala, alimentos transgénicos y animales alterados genéticamente. Todo esto bajo la lógica de la acumulación de capital, no importa las consecuencias.

Pareciera que se quiere convertir al planeta en una mercancía, lo que constituye una gran amenaza para la vida. Al respecto, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, señala: “Cuando creamos amenazas para nuestro planeta, no solo ponemos en peligro el único hogar que tenemos sino, incluso, nuestra futura supervivencia”.

Este año, el Día de la Tierra tuvo como lema: “El rostro del cambio climático”. Es importante analizar crítica y científicamente este fenómeno, pero también es de igual o más importancia saber ¿quién es el culpable? o ¿quién o qué aceleró el proceso? Los responsables son capaces de echarle la culpa a la divinidad, con tal de seguir explotando y generando riquezas por medio de las hidroeléctricas y la extracción de minerales, entre otros mecanismos de explotación. Estas prácticas aceleran el proceso de descomposición de nuestro planeta. Si seguimos como vamos, el único camino que nos quedará es el que conduce directo a la destrucción de la naturaleza y, por lo tanto, al fin de la vida del hombre y de todos los animales que aquí habitan.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código