ALERTA: Moradores de Juan Díaz bloquean el corredor Sur, a la altura de Don Bosco.

PANAMEÑIDAD

El diálogo como puente: Miguel A. Boloboski Ferreira

Al analizar temas como la minería, las hidroeléctricas, el petróleo y los recursos naturales asentados en Panamá, –y, por ende, en las zonas comarcales que son parte integral del Estado panameño, no lo contrario– evoco conceptos claves y determinantes referidos a la nacionalidad panameña: Justo Arosemena, Victoriano Lorenzo, Belisario Porras y todos aquellos que tú, al igual que yo, queramos invocar por razón de su apego a la defensa de los intereses patrios.

Declaraba don Justo, en su discurso por el 29 aniversario de nuestra independencia de España, que: “... la fe en nuestra importancia geográfica nos sostenía, aunque pobres y casi olvidados; y la luz de la razón, junto con las leyes sabias y benéficas obtenidas por nuestros infatigables representantes en la legislatura [nada que ver con la actual] acaban de abrir una nueva era, cuyos resplandores apenas nos permiten penetrar en las anchas, pero incógnitas regiones del porvenir”.

¡Cómo no extrañarlo! Pero, a la luz de la razón, sabio sería que el Órgano Ejecutivo, en virtud de autorización del Consejo de Gabinete, proponga a la Asamblea Nacional una ley orgánica que determine la moratoria de todos los proyectos y concesiones que a la fecha no hayan iniciado actividades. En aquellos que ya tienen un alto grado de avance, realizar auditorías ambientales externas, independientes y confiables. Ellas determinarían si las prácticas y operaciones de las empresas cumplen o no con lo determinado en el contrato, además de los estándares internacionales. Una eficaz auditoría aumentaría la efectividad de la gestión ambiental y, por sobre todo, la tranquilidad ciudadana de saber que se atienden los riesgos de exposición potencial a problemas ambientales adversos. Por otro lado está lo referente a la exportación de excedentes de energía (hidroeléctricas). En economía existe una máxima que indica que a mayor oferta, menor precio. Si aumenta la producción y el consumo se mantiene sin cambios significativos, el resultado debiera ser precios más bajos. Al ser el sector eléctrico un cuasimonopolio, es el Estado el llamado a regularlo de manera eficiente; velando por los intereses del consumidor, quien resulta ser la parte débil de la ecuación al no contar con alternativas similares a otros sectores de la economía. Entonces, ¿por qué los altos precios de la energía eléctrica en Panamá?

Ahora bien, sin importar cuál sea el resultado del diálogo, la dicotomía (presente sin debate versus futuro conciliado) no quedará resuelta, hasta que todas las zonas comarcales y sus habitantes se integren al proyecto de la nacionalidad panameña. Tal es la importancia e implicancia del tema, que su enfoque debe ser de Estado; por tanto, su solución únicamente será factible por la convocatoria de un gran debate nacional que involucre a toda la ciudadanía, sin excepciones.

Lamentablemente, nuestro presente, caminos y puentes, vasos comunicantes entre Gobierno y sociedad están saturados de dudas, baches y desconfianzas.

Literalmente “the bridges are burned”. Ante esta realidad, lo único que cabe es reconstruir; restaurar “los puentes quemados”, mediante hechos concretos que devuelvan la confianza perdida.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código