VULNERABILIDAD

Cuando el dolor nos confronta: Giselle de la Hoz

El camino del duelo está cimentado por incógnitas. Nuestro existir, condicionado por la dificultad y por alguna forma de sufrimiento. La sensibilización, atención y reeducación de la comunidad en el proceso de duelo, a través de estrategias metodológicas, misión de la Fundación Piero Rafael Martínez de la Hoz, me impulsa a escribir estas palabras inspiradas por el deseo de crear consciencia en cada uno de vuestros corazones. No para que se instaure la lástima, esta tiene que desaparecer para que descubramos la compasión, y más allá para que valoremos lo que hoy somos, lo que hacemos y lo que tenemos.

Los acontecimientos trágicos vividos en San Felipe, como perder a seres queridos entrañables o perder un techo –a pesar de que las condiciones sean deplorables–, generan una sensación de desesperanza e impotencia. El que una madre no pueda salvar a su hijo del fuego, es la experiencia más devastadora para un ser humano. Son culpas que encarcelan y generan un miedo aterrador a vivir la vida misma.

“La pena es una herida que para sanar necesita ser atendida. Así que se necesita valor para llorar, valor para sentir nuestro dolor y enfrentarnos a lo que no nos resulta familiar. Recobrarse de la muerte de una persona querida no es eliminar el amor o los recuerdos, significa aceptar su muerte, que disminuyan el dolor y la pena, y sentirnos libres para ocuparnos de nuevo de nuestras vidas”, Yudy Tatelbaum.

En el bullicio de la política y en el día a día, posiblemente no tengamos la capacidad de conectarnos con el infortunio de estas familias o con nuestra propia vulnerabilidad. Sin embargo, ese ejercicio favorece a que en nuestros corazones se instituya la misericordia y la compasión, que nos lleva a compartir el sufrimiento. Así brota el capullo de la empatía y la comprensión.

Somos los que, con responsabilidad, tenemos que encontrarle significado a las experiencias vividas. De manera que, con esa fortaleza y paciencia, podamos ser ejemplo para otras personas que inician el camino oscuro y doloroso de una pérdida. Así podremos generar los cambios que tenemos que hacer primero en nosotros mismos, y luego en nuestro círculo de influencia, para poco a poco dar un vuelco, transformando a la humanidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código