LEGISLACIÓN

La drogadicción, un mal con repercusiones múltiples: Javier Comellys

La Organización Mundial de la Salud es el organismo que tiene que velar por la responsabilidad, la protección de la salud, las acciones preventivas de las enfermedades y males que aquejan a los habitantes de este planeta. Define las drogas “como toda sustancia que introducida en el organismo por cualquier vía de administración produce una alteración de su normal funcionamiento, específicamente en el sistema nervioso central, capaz de crear dependencia, psicológica, física o en su defecto ambas”.

Pero la adicción a las drogas no solo produce dependencia psíquica y física sino trastornos. Su dependencia se asocia a la conducta obsesiva compulsiva. Los problemas con las autoridades, con la familia, la sociedad y los de tipo financiero, así como la criminalidad, la delincuencia, el pandillerismo y los asesinatos son los efectos de sus repercusiones.

Cuando nos referimos a la conducta obsesivo compulsiva hacemos alusión a un trastorno de ansiedad –como la agorafobia y la fobia social– caracterizado por los pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes, que producen inquietud, aprehensión, temor o preocupación, conductas repetitivas llamadas compulsiones (Manual Diagnóstico y Estadísticos de los Trastornos Mentales, DSM-IV).

Al hablar de dependencia no podemos pasar por alto sus características esenciales que, según la Asociación Americana de Psiquiatría, consisten en un grupo de síntomas cognoscitivos, conductuales y fisiológicos presentes en el individuo que consume sustancias tóxicas, a pesar de la aparición de problemas significativos relacionados con esto.

En esta sociedad tan compleja y contradictoria, en donde la alienación ejerce su influencia devastadora –como las enfermedades endémicas–, en donde la deshumanización y la negación del ser humano están arraigadas en la conciencia y subconsciencia del núcleo social, haciendo que sus miembros pierdan el sentido de humildad y el significado de la naturaleza del hombre, es poco lo que se puede hacer. Esto, porque la drogadicción, como consecuencia de la alienación, transforma el cerebro del individuo hasta convertirlo en un autómata, en una máquina que solo produce desechos humanos, y la adicción se convierte en alegría pasajera para las almas de los infelices, dolor para sus seres queridos y en una gran pesadilla para los gobiernos de turno.

La humanidad afronta el gran dilema (que dejó de ser el fantasma del comunismo y la guerra fría) consistente en erradicar este flagelo que recorre el mundo como los jinetes del apocalipsis, dejando sus secuelas de dolor destrucción y muerte. Debe luchar contra este mal y sus efectos o sucumbir a ese sucio negocio, capaz de comprar conciencias, hombres, al punto de penetrar en la política y en el aparato gubernamental.

Hay Gobiernos como el de Uruguay, primer país del mundo que está en proceso de regular legalmente la producción, la distribución y la venta de la mariguana (cannabis), con el absurdo argumento de que su legalización está basada en el principio universal de que cada persona tiene el derecho a elegir como quiere llevar su vida. En otras palabras, el Estado para no coartarle la libertad a nadie respetará la decisión que escojan sus ciudadanos, es decir, en consumir la droga que le venga en gana.

De esta manera el presidente José Mujica ingenuamente considera que la legalización de la mariguana en su país sería un medio para erradicar totalmente el narcotráfico, su lucrativo negocio, porque reduciría drásticamente el precio en el mercado negro. Pero la más absurda y demencial contradicción de su posición frente a este fenómeno es que esa medida acabaría con la drogadicción (foco importante de corrupción), con el soborno, la extorsión, el lavado de dinero, etc.

Considera que de esta manera los Gobiernos dejarían de invertir millones de dólares en combatir tanto al narcotráfico como la drogadicción. Lo que el Presidente de Uruguay busca es la vía fácil. Parece desconocer que la lucha para combatir la drogadicción, el narcotráfico y el lavado millonario de dólares que genera dicho producto será una lucha difícil, mientras exista gente pobre que la produce, personas sin conciencia que la vendan y enfermos que la consuman.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código