MERCADOS COMPETITIVOS

Hacia una educación de calidad: Miguel Antonio Lee Ho

La UNESCO hizo público recientemente los resultados de las pruebas educativas para primaria TERCE de los 15 países de América Latina que participaron en las mismas en el año 2013. Panamá se ubicó entre los países que calificaron significativamente por debajo del promedio regional en las categorías de lectura, ciencias naturales y matemáticas, y solamente en la categoría de escritura se colocó dentro de dicho promedio. Siendo estas cifras indicativas de la pobre calidad de la educación panameña a nivel primario, base fundamental de la educación de un país.

En los últimos cincuenta años la sociedad panameña ha presenciado un debate sobre la cobertura y calidad de la educación pública en Panamá. Si bien se ha avanzado en ese tiempo al presente en la democratización de la educación haciendo la cobertura asequible a los estratos de menores ingresos, y en las primeras décadas se avanzó también en mejorar la calidad de la misma, lo cierto es que la presente obsolescencia de la calidad de la educación pública la hace menos relevante para la sociedad panameña por su creciente incapacidad para proveer los profesionales con las competencias requeridas para cubrir las necesidades de la economía nacional en el siglo XXI.

Actualmente es evidente la desconexión indicada y se manifiesta en un alto nivel de desempleo en los jóvenes, un creciente número de puestos ocupados por inmigrantes legales e ilegales, así como el aumento del subempleo y las pequeñas actividades informales de autosubsistencia.

Los gobiernos han utilizado un enfoque de tipo parcial intentando subsanar el problema, solo modificando partes de la estructura existente; a la fecha sin resultados significativos dados los intereses creados que existen en el sistema educativo público. Lo que se requiere es un enfoque global, rediseñando como un todo el sistema educativo público para alinearlo a las realidades del siglo XXI. En este nuevo mundo globalizado e interconectado, donde el conocimiento técnico y el uso generalizado de la tecnología son indispensables, las generaciones X e Y (del milenio) deben aportar de entrada competencias tecnológicas productivas modernas a los puestos de trabajo.

Continuar con esta situación educativa sería condenar a los estudiantes a ser profesionales de segundo nivel y con pocas probabilidades de acceder a puestos de trabajo bien remunerados y productivos para la economía. Aunque la solución es compleja, se podría comenzar innovando totalmente las escuelas normales y carreras de formación de maestros y los planes curriculares de estos nuevos maestros y profesores, sus requerimientos de metodologías pedagógicas y herramientas modernas, su medición y su actualización constante. Estos nuevos docentes que relevarían a los actuales ya vendrían debidamente formados y capacitados para ofrecer una educación competente a las futuras generaciones.

En cuanto a los docentes y estudiantes actualmente en el sistema, deberán crearse programas e institutos técnicos de capacitación continua como transición de este sistema al nuevo, con el propósito de proveer a estos un perfil de competencias de mercado que le permitan insertarse en la fuerza laboral, y remediar algunas de las deficiencias en su formación básica.

Sin un sistema educativo con un nivel mínimo de calidad, Panamá no puede aspirar a desarrollarse equitativamente, ya que la carencia de conocimientos productivos modernos en esta era del conocimiento frenará la productividad del país. También en el aspecto de formación ética y de actitudes deberá realizarse el trabajo de reforzar los valores y principios positivos de convivencia ante las situaciones actuales de alteraciones del orden público de carácter extremadamente violento que han protagonizado algunos estudiantes de instituciones públicas.

En conclusión, ya es hora de que los gobiernos mediante un esfuerzo de concertación nacional logren acuerdos de largo plazo con todos los grupos interesados para lograr el diseño de un sistema educativo consistente con las demandas del siglo XXI y definir procesos de transición que sean lo menos traumáticos posible para las instituciones, docentes y estudiantes actuales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código