ESTANCAMIENTO

La educación pública en Panamá: Jaime Cheng Peñalba

En un estudio sobre el presente y el futuro de la educación en América Latina, el escritor y periodista argentino Andrés Oppenheimer revela que la clave del rápido desarrollo de algunos países de Asia ha sido la inversión que se ha hecho en la educación, sobre todo, pública. En menos de cuatro décadas, países que estaban a la par con la economía de naciones como Brasil y Argentina, lograron un repunte significativo en su desarrollo tecnológico. ¿Cuál fue la clave? Las horas de clases invertidas por sus estudiantes desde la primaria hasta la universidad.

En Japón, según la investigación de Oppenheimer, se invierten 243 días de clase al año contra 160 días en América Latina. En los países europeos y asiáticos hay una clara conciencia de que el futuro descansa en la cantidad de clases y la calidad académica invertida en estas. Un joven que se gradúa en la educación media en estos países, salvo raras excepciones, sería excluido de una formación universitaria. La cifra de fracasos es inferior en estos lugares, porque durante las vacaciones escolares se toman cursos de reforzamiento. En la mayoría de escuelas primarias y secundarias hay asesorías académicas y servicios de tutoría. Según la experiencia de Oppenheimer en sus viajes por Oriente, países como China, por ejemplo, presentan una jornada escolar por estudiante de hasta 12 horas diarias.

Los jóvenes anhelan mejorar sus notas para obtener una beca que les abra las puertas a universidades de renombre a nivel local e internacional. Esta actitud parece ser un compromiso familiar alimentado por un orgullo de superación que ha pasado de generación en generación. Mientras el 95% de los jóvenes asiáticos que se gradúa de la secundaria estudia una carrera universitaria, solo el 20% de los brasileños y el 60% de los argentinos realiza estudios superiores.

Panamá, como parte de Latinoamérica, no escapa de este panorama en cuanto a horas invertidas en la educación. Si le añadimos las horas perdidas por las malas condiciones del centro escolar, las charangas y reinados, vacaciones trimestrales, días festivos y las huelgas de docentes, difícilmente llegamos a los 160 días de clases. Curiosamente, todos los años hay paros y huelgas de docentes en las escuelas públicas. Creo que el Gobierno debiera mejorar las condiciones laborales y los salarios de los docentes, para empezar por algo. Los docentes de los países europeos y asiáticos son de los mejores pagados del mundo, condición que les estimula a seguir con esta tenaz labor.

Cuando los graduados de la escuela media en Panamá realizan sus pruebas de admisión en la Universidad de Panamá, un alto porcentaje no las pasa. Paradójicamente, su deficiente formación riñe con estos exigentes exámenes. Este es un indicador que debe llevarnos a una profunda reflexión: ¿Realmente, qué país queremos para nuestros jóvenes? ¿A qué estamos apostando? Si los países asiáticos entendieron que en la buena educación está la clave para solucionar muchos de sus problemas sociales, ¿Por qué en Panamá seguimos mirando hacia atrás?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código