PRUEBAS DE EVALUACIÓN

La educación es una responsabilidad de todos, no solo de un grupo: Gaspar Modelo Howard

El Ministerio de Educación (Meduca) anunció hace unos días que Panamá no participará en la próxima ronda de las pruebas internacionales de evaluación a estudiantes de educación media, conocidas como Pisa.

Esta decisión me parece incorrecta, ya que no permitirá evaluar el rendimiento de nuestro sistema educativo y comparar nuestros resultados con los de otros países, en medio del proceso mundial de la globalización.

Esto nos obliga a participar, colaborar y competir fuera de nuestras fronteras, muchas veces con países considerados como desarrollados. Si la globalización es parte de nuestra realidad, estemos listos o no para competir, ¿por qué mejor no realizar un diagnóstico periódico, como las pruebas Pisa, que nos permita determinar dónde estamos frente a otros países y si nuestro esfuerzo está produciendo buenos resultados? Como dijo Lord Kelvin, famoso físico e ingeniero del siglo XIX: “si no lo puedes medir, no puedes mejorarlo”.

Dentro de la explicación de Meduca sobre por qué no participar en la próxima ronda de Pisa, se mencionó: “...el sistema nuestro no estaba guiando al estudiante hacia esos tipos de exámenes...”. Esto puede sugerir que el Ministerio asume la completa responsabilidad de los resultados obtenidos. No es de sorprenderse, entonces, que hayan decidido suspender nuestra participación en la próxima ronda de los exámenes Pisa. Se sienten los únicos responsables de los malos resultados. Aunque es una actitud loable (y titánica) no deja de ser incorrecta. El rendimiento de nuestros estudiantes en las pruebas Pisa es el producto del esfuerzo y dedicación que el Gobierno, empresa privada, escuelas, maestros, padres de familia y estudiantes ponemos en la educación de estos últimos.

Octavio Méndez Pereira dijo que “al país lo hacen los ciudadanos y no los profesionales”. Uno de los máximos propulsores de la educación que ha tenido nuestro país comprendía que la responsabilidad era demasiado grande para recaer en un solo grupo. Aunque nadie niega el importante rol que juegan Gobierno y maestros en la educación de nuestros estudiantes, se requiere del esfuerzo de otros grupos para lograr los resultados que todos queremos. Y aunque pueda sonar como sorpresa para algunos, el grupo más importante es el de los padres de familia.

Es en el hogar donde se define la verdadera importancia de la educación y en donde los estudiantes adquieren la conciencia de su valor. Si esta definición comienza en las escuelas, es usualmente síntoma del mal trabajo realizado por los padres del estudiante.

Un ejemplo del mal trabajo que realizamos los padres con nuestros estudiantes se demuestra por medio del bajo hábito por la lectura en nuestro país. ¿Cuántos libros regala o recibe usted en estas fiestas?

¿Cuántos recibe (n) su (s) hijo (s)? En un artículo reciente encontraba que en España existe una librería por cada 10 mil habitantes. Haciendo un conteo no científico, encontré alrededor de 65 librerías en nuestro país. Esto representa una librería por cada 52 mil habitantes. La viceministra de Educación indicó que nuestro mal rendimiento se debió parcialmente a “... que [Pisa] son pruebas no memorísticas en donde se utilizan párrafos para análisis”.

La lectura aumenta la capacidad de entendimiento y rendimiento escolar de los estudiantes. Si nuestros hijos no tienen el hábito de la lectura, es principalmente nuestra culpa, no del Gobierno o los maestros.

Y tampoco debemos sorprendernos cuando salen mal en este tipo de pruebas. Por cierto, España terminó 29 posiciones por arriba de nuestro país en los resultados Pisa 2009.

En 1913, Méndez Pereira participó en la primera Asamblea Pedagógica de Panamá, cuyo objetivo era mejorar la enseñanza en nuestro país. Allí dijo: “Nos queda mucho por hacer en este ramo importantísimo del progreso del pueblo. Gabinetes, laboratorios, museos, asociaciones, bibliotecas modernas, nuevos métodos racionales de pedagogía...”.

Imposible pensar que solo un grupo de la sociedad pueda llevar a cabo todo esto. Se requiere que como padres de familia actuemos con responsabilidad, practicando la importancia de la educación con nuestros hijos y velando por la participación responsable y activa de los otros grupos.

Pidamos al Gobierno que nos permita participar nuevamente en las pruebas de evaluación internacional como Pisa. El resultado en estos exámenes depende de todos, no solo del Gobierno o nuestros maestros.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

21 Dic 2014

Primer premio

1 5 0 9

DDBC

Serie: 18 Folio: 10

2o premio

8354

3er premio

8458