HORA DE RECTIFICAR

Una educación sin rumbo: Carlos Omar Rosas V.

Con la designación de la Sra. Lucy Molinar como ministra de Educación, el país entero se llenó de expectativas e inquietudes, y la mayoría se preguntaba: ¿Podrá la periodista Molinar desarrollar una labor eficiente al frente de uno de los ministerios más importantes y exigentes de nuestra nación?

Considero que tanto para mí como para otros padres que aún tienen hijos en las aulas de las escuelas y colegios del Panamá de hoy, ella no ha sido la persona adecuada para asumir tan difícil reto.

Si analizamos fríamente la gestión de la ministra en este quinquenio que está por concluir, diríamos que en materia educativa quedará en deuda con una población que ve en el estudiantado el futuro en el que se cimentará el desarrollo económico-social y, por ende, moral. Y que las promesas por ella proferidas distan mucho de la realidad actual.

Con los tan anunciados programas de “transformación curricular” y “excelencia académica”, la ministra sumergió a los educadores en una vorágine de incertidumbre y desasosiego, y la mayor preocupación para ellos es, obviamente, la estabilidad laboral y la no privatización de este ministerio, pero pareciese que la intención es concretar tan nefastas medidas.

Desde que Molinar asumió la cartera educativa no ha tenido una relación afectiva ni mucho menos cordial con la dirigencia gremial. Craso error, debido a que una buena gestión para cualquier ministro de Educación depende de la comunicación permanente para que el proceso enseñanza-aprendizaje logre los objetivos propuestos.

La ministra debe entender que la arrogancia y la prepotencia son actitudes que conducen al fracaso en todos los estamentos de nuestra vida.

Señora ministra, recuerde que detrás del conflicto permanente que tiene usted con el gremio educativo, por no querer sentarse a dialogar, hay un sinnúmero de escuelas y colegios que no tienen infraestructura adecuada; que los programas de nutrición no están llegando a los destinos que más requieren de alimento, sobre todo las áreas de pobreza y pobreza extrema, en las que el hambre campea a diario, tristemente golpeando con mayor énfasis a los niños; que el bullying no solo se da entre alumnos, sino en los profesores inescrupulosos y el personal administrativo hacia los estudiantes; que hay lugares donde las supervisiones no se cumplen cabalmente y muchos directores y subdirectores de escuelas y colegios no asisten regularmente a sus centros de trabajo; todo esto aunado al acoso constante hacia personal docente y administrativo que no comulga con los lineamientos del partido político en el poder.

Recuerdo que ni en los tiempos de la dictadura se ha perseguido tanto al educador como en la actualidad. Hoy les está vedado reunirse, manifestarse, convocar a protestas, muchas veces consideradas justas, con la consabida respuesta de que si lo hacen se les aplica los descuentos salariales, lo que considero injusto.

Ministra Molinar, vivimos en un estado de derecho donde el libre juego de ideas es parte de nuestra identidad; a usted le queda poco tiempo al frente de esta cartera; salga por la puerta grande, siéntese, converse, evalúe los problemas en conjunto, no trabaje unilateralmente ni mucho menos de forma autocrática, y verá que la ciudadanía la evaluará de manera positiva.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código