REVELACIONES

Las encuestas políticas: Jaime Cheng Peñalba

Las encuestas políticas prematuras a las elecciones presidenciales suelen resultar como las tonadas de las murgas en tiempos de celebración carnestoléndicas. Adelante suelen ir los que encienden los fuegos artificiales, le siguen los que agitan las banderas, acompañados de los músicos que le ponen sabor a la saltadera, y después, como se dice en buen panameño, viene “lo espeso del chicheme”, es decir, los verdaderos componentes de la murga.

Hace algunos días se presentaron resultados de preferencias electorales por parte de una encuestadora en un medio televisivo local. Me llamaron la atención algunos tópicos que la encuesta refleja como posible tendencia.

En primer lugar, es notable el deterioro sufrido por el Presidente al quedar en evidencia que sería uno de los menos aceptados como figura electoral. Este hecho se contradice con lo que reflejaban las encuestas seis meses atrás, cuando la figura presidencial gozaba de mucha aceptación. El desgaste de algunos de sus ministros, sobre todo, aquellos relacionados con manejo de conflictos y el pésimo desempeño en la solución de la cuestión minera y las hidroeléctricas en la comarca indígena, pueden ser detonantes de esta considerable erosión política.

En segundo lugar, la encuesta muestra a tres posibles candidatos presidenciales en cercanía muy interesante. Juan C. Varela por el panameñismo sigue manteniendo el primer lugar de preferencias como candidato de oposición. Sin embargo, creo que sobre él va a pesar el hecho de que no se puede “tocar la campana y a su vez dar la misa”; es decir, no es congruente un discurso de oposición cuando se es parte también de la gestión gubernamental.

Muy cerca de Varela está Juan C. Navarro, otrora alcalde, que a diferencia del primero, parece aprovechar todos los espacios para mostrar su perfil. Sin embargo, ¿estaría la cúpula del PRD dispuesta a ungirlo como su candidato o habrá otra sorpresa, como la de Balbina Herrera en las elecciones pasadas? Guillermo Ferrufino de Cambio Democrático aparece como la figura de mayor simpatía. No obstante, hace falta más que un rostro conocido en programas de televisión para ser Presidente. Además, lamentablemente, la historia política panameña nos demuestra que el talento y la capacidad de nada sirven, sino cuentas con un fuerte respaldo económico para afrontar los millonarios gastos de campaña. Pese a tener transitoriamente el respaldo presidencial, el tiempo le puede dar una respuesta adversa. Por cierto, a pesar de no aparecer en las encuestas electorales, el cantautor Rubén Blades parece encabezar las preferencias en cuanto a temas nacionales cantados.

Prueba de ello fueron los multitudinarios conciertos al aire libre y gratis, sobre todo en áreas clave de Panamá.

Las encuestas bien llevadas son instrumentos de medición científica que ayudan a pronosticar, con margen de error significativo. Mal hacen los políticos que aun conociendo sus resultados, las ignoran y no rectifican sus acciones.

También, la opinión de la ciudadanía suele ser cambiante de acuerdo a la coyuntura. Es por ello que las encuestas políticas se aplican en períodos no muy largos de tiempo para observar esta variabilidad. Hay muchas figuras presidenciales que pueden ir en ascenso y otras que aún no aparecen, pero pueden dar la sorpresa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829