EDUCACIÓN

Sobre las escuelas particulares: José Domingo Samudio C.

En Panamá, la educación pública ha desmejorado mucho con el pasar del tiempo. La preparación de los estudiantes es una de las más malas en Latinoamérica. Desde los últimos 25 años, un gran porcentaje de la masa estudiantil que egresa del sistema es mediocre y poco funcional como para ser parte del equipo laboral de las empresas privadas. ¡Qué diferente a la calidad que existía no hace mucho tiempo!

En las décadas de 1960, 1970, 1980 y 1990 había excelentes escuelas públicas, por ejemplo, el Instituto Fermín Naudeau, el Colegio José Dolores Moscote, el Instituto Nacional, el Instituto Comercial Panamá, el Colegio José Daniel Crespo, el Colegio Félix Olivares, la Escuela Normal de Santiago, el Colegio Abel Bravo, entre otras. Estas escuelas preparaban a sus alumnos tan bien, que podían competir con los estudiantes que egresaban de escuelas particulares.

Los colegios privados mantienen programas de estudio de muy alto nivel, y han sido constantes durante más de 75 años. El Colegio La Salle, el Colegio San Agustín, el Colegio María Inmaculada, el Instituto Panamericano, el Colegio Las Esclavas y el Colegio Javier son baluartes educativos y han contribuido al desarrollo del país, preparando a excelentes ciudadanos y profesionales. La diferencia de las escuelas públicas y particulares son los costos que debe invertir el padre de familia para que sus hijos estudien en estos colegios particulares.

Hace 30 años, el panameño estándar no tenía la preocupación de brindar una buena educación a sus hijos. Aunque el programa de los colegios públicos era muy bueno, la calidad ha ido en picada. La capacidad de los educadores ha desmejorado, los actuales no tienen esa abnegación y le dan más importancia a las actividades gremialistas, que tanto daño le hacen a la educación, cuando deciden irse a un paro laboral.

Eso no sucede en las escuelas particulares, pues cuando hay paros de educadores solo aplica a las escuelas públicas. Esto, a pesar de que la mayoría de los educadores que trabajan en colegios privados también labora en los públicos, con eso demuestran su oportunismo.

El padre de familia de clase media, que se preocupa por el futuro de sus hijos, hace el sacrificio para matricularlos en escuelas privadas y así evitar los problemas que se presentan en las públicas. Con este cambio de actitud de los padres de familia de clase media y baja, han surgido nuevas escuelas privadas, las hay por todos lados, pero sus dueños o directivos se aprovechan de la situación, hacen sus negociados con los uniformes, con los libros, e inventan cualquier tipo de gasto. Incluso, brindan el transporte colectivo, previamente negociado con el transportista. Es increíble ver cómo se aprovechan para hacer dinero. Pongo como un ejemplo que el costo de las matrículas de estos colegios se ubica entre los 300 y los 400 dólares, y se pagan 10 mensualidades en el año. Muchas veces aumentan estos costos, sin previo aviso. Además, he visto listas de útiles escolares que incluyen papel toalla y papel higiénico. ¡Qué descaro!

¿Quién detiene esta acción? Con esto solo se logra que el humilde panameño saque a su hijo de esos colegios y lo vuelva a matricular en las escuelas públicas, al no poder costear tantos gastos.

El negociado es grande, los uniformes los tienen que comprar en fábricas específicas; y los libros los cambian cada año, solo para tener el ingreso anual. Recuerdo que cuando yo estudié en la secundaria, el mismo libro de Álgebra de Baldor que yo usé le sirvió a mis cuatro hermanos.

La educación es un problema que se debe atender como un tema de Estado. Cada vez que se reanudan las clases, vemos a los gobernantes haciendo shows mediáticos, como si todo estuviera bien. Es increíble, pero todos hacen lo mismo. Nadie le da seguimiento a estos problemas, por eso la masa laboral será cada vez más mediocre y los puestos importantes serán cubiertos por extranjeros. ¿Hasta cuándo, señores gobernantes? Abran sus mentes y piensen en el futuro del país, proyéctense al futuro y traten de cambiar las cosas, estamos a tiempo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código