Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

COMPROMISO CON LA PATRIA

Los jóvenes... la esperanza del presente: I. Roberto Eisenmann, Jr.

Tengo gran fe en los jóvenes de mi tierra. Siento, como indica el título de este artículo, que son la esperanza del presente.

Veo magníficas organizaciones recién constituidas como “Jóvenes por el diálogo”, “Somos ciudadanos, no clientes” y otras que muestran claridad de propósito y profundo compromiso con la democracia legítima y la justicia.

Yunus dijo una gran verdad: “Las cosas nunca son tan complicadas como parecen. Nuestra arrogancia es la que nos lleva a encontrar respuestas complicadas a problemas sencillos”.

Recuerdo la expresión de un campesino peruano cuando le preguntaron que para él, qué era la democracia. “Democracia –contestó– es el derecho a que no me peguen”. Así de sencilla y profunda es la cosa.

Los jóvenes de hoy buscan simplificar la cosa... y accionar. Tras cada palabra que les escucho fluye energía... energía positiva. Sienten que en la política los valores ya no valen. Sienten que el ambiente actual ha procurado hacer “honorable” al delito. Saben que los hombres que hoy gobiernan –como dijo Sábato– han levantado su altar en medio de la mugre. Que todo lo político se reduce a una compra/venta representada por la horrenda frase de “el que no da, no va”, expresada entre carcajadas de burla.

Esos jóvenes que hoy levantan su voz han hecho un aprendizaje importante: aprendieron a saber, aprendieron a hacer, aprendieron a ser, y aprendieron a convivir.

Hablan en términos sencillos pero profundos. Están conscientes de su enorme responsabilidad. A pesar de ser jóvenes con poca experiencia, saben que la experiencia no es la que le ocurre a un hombre (o mujer), sino lo que el hombre o mujer hace con lo que le ocurre. Ellos se saben la fuerza renovadora... la fuerza de adecentar la política.

Observan que en el Panamá de hoy hay una corriente maligna que busca siempre lo trivial, lo intrascendente... cosas pequeñas, míseras, sucias, insignificantes y groseras.

Ellos quieren volver a lo básico, a lo trascendente, a la decencia, al respeto a la Constitución y la ley, a que la política sea el debate de ideas en el que el respeto y tolerancia hacia el contrario sea lo corriente. Que los políticos con ideas distintas se consideren adversarios a respetar, y no enemigos a dañar a través de violaciones a la ley.

Comprenden que hoy somos gobernados por cínicos que conocen el precio de todo, sin saber el valor de nada. Hombres que hablan de construir una ciudad moderna, al tiempo que promueven el antimodernismo en valores e instituciones.

Lo más importante que siento en estos jóvenes es su compromiso ineludible con la democracia y la justicia.

Son fieles creyentes de que el peor sector del infierno en esta tierra está reservado para aquellos que en tiempo de crisis moral –como la de hoy– pretenden mantener su neutralidad.

Son estos jóvenes la esperanza no del futuro, sino ¡del presente!

Como ciudadano les agradezco de antemano su compromiso con la Patria.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código