POLÍTICAS PÚBLICAS

¿Cuál estrategia de desarrollo?: Ramiro Guerra Morales

De nuestra parte, sería irresponsable facturarle al gobierno actual la total culpa por la cantidad de situaciones conflictivas y agudas que mantienen a diversos sectores y grupos sociales con el hacha en la mano y con amenazas diarias, que presagian confrontaciones más graves de lo que hasta ahora observamos.

La crisis sociales sobrevienen por la acumulación de falta de respuestas a los problemas y, sobre todo, por la carencia de un consecuente sentido de previsión, a pesar de saber que tal problema o situación, en un momento determinado, se tornaría crítico y complejo.

Prueba de esto lo tenemos en la educación. No podemos aceptar que los nuevos gobernantes ignoraran que la infraestructura escolar enfrentaba un deterioro grave; que la cuestión relativa a la distribución del agua para el consumo emergería como un problema crítico; que el fenómeno de El Niño afectaría a toda la producción en el denominado arco seco y con pérdidas millonarias para nuestros productores; que el tema de los medicamentos se agravaría en los servicios de salud pública, al igual que en la Caja de Seguro Social; que si no se entra a abordar el tema del programa de Invalidez, Vejez y Muerte, su solución se volverá más difícil. Como si lo anterior fuera poco, los dígitos en materia de pobreza y extrema pobreza siguen dando cuenta de la gravedad de este problema. La lista de temas y situaciones es larga.

Desde esta perspectiva, la mora de las soluciones sí corre por cuenta de los gobernantes, así como su culpa por no haber previsto los planes de contingencia para evitar o mitigar los rigores y las afectaciones del desborde de estos problemas y situaciones que afectan al país.

Comparto la opinión de economistas en el sentido de que en la medida que el país no articule sus acciones dentro de un marco de planes estratégicos de desarrollo sostenible y de contingencias frente a lo previsible, seguiremos atados a la improvisación.

Es importante decir que una estrategia de la naturaleza señalada se construye y elabora con la gente. De ahí que insisto en la necesidad de que el Gobierno abra espacios al diálogo con todos los sectores de la nación. Gobernar desde arriba hacia abajo no es saludable. El buen gobierno va al encuentro con la población y sus organizaciones sociales. Tiende puentes y dialoga. Esto no se está haciendo y no es bueno. ¡Amanecerá y veremos!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código