APROVECHAR LOS AVANCES

Los problemas estructurales del sistema de salud: Carlos David Abadía Abad

Los problemas estructurales del sistema de salud: Carlos David Abadía Abad Los problemas estructurales del sistema de salud: Carlos David Abadía Abad
Los problemas estructurales del sistema de salud: Carlos David Abadía Abad

La mayoría de las deficiencias del sistema de salud responde a fallas estructurales y si no se corrigen, por más dinero que se le inyecte, no se podrán superar. Una de las fallas es que la Caja de Seguro Social (CSS) es responsable de dos áreas complejas y disímiles, a esto se suma un sistema de atención bicéfalo y la ausencia de una política nacional de Atención Primaria de Salud (APS).

La CSS es la tercera institución que más funcionarios tiene y la de mayor presupuesto en el país, pero administra tres estructuras muy diferentes, sobre todo dos: El sistema de pensiones (invalidez, vejez y muerte) y los servicios de salud (E y M). El primero es de tipo financiero–actuarial muy especializado, el otro es de atención médica. Es imprescindible que ambos sean dirigidos por sendos especialistas, cada uno con una junta directiva de conocedores en el tema específico. Este cambio se puede aplicar sin tener que esperar el resto, por tratarse de un problema de estructura legal que bien explicado no debe generar gran oposición.

El sistema bicéfalo es otra de las debilidades. Tener dos instituciones como proveedoras de atención, además de la duplicidad de gasto que genera, distorsiona las acciones al requerir la puesta en práctica de dos políticas de atención de salud. Algo que además de ser absurdo nos hace ineficientes.

Este cambio es más complejo y complicado, porque hay costumbres arraigadas. Ambas entidades son independientes y sus funcionarios tienen visiones distintas en materia de salud. Por si fuera poco, la burocracia está arraigada entre los funcionarios de mandos medios, reacios a los cambios y que solo piensan en ellos, no en la organización. La discusión de ese modelo tiende a distorsionarse, pues se confunde con la defensa o ataque a dichos intereses. La ruptura del statu quo, de por sí, genera miedos y resistencias. Por otra parte, sectores de la población y, en particular la afiliada a la CSS, también teme que cualquier modificación afecte sus intereses. Estas realidades y otras se deben tomar en cuenta, de lo contrario generaría rechazos.

La tercera falla o debilidad es la ausencia de una política de APS en el país; es fundamental que se construya de inmediato. El sistema de atención de demanda espontánea, que es el que prevalece, es la principal causa de la saturación de hospitales, cuartos de urgencias y del mal uso que se le da a estos. También, del largo tiempo de espera para tener citas con los especialistas.

Hay que tener claro que el impacto en la mejora de los servicios no se logrará al día siguiente de la aplicación de un sistema de APS. Luego de dos años es que podemos medir la satisfacción de los usuarios, acortar de manera importante la espera de citas con los especialistas, y empezar a ver cierta mejoría en el uso de los cuartos de urgencia.

Tras cinco años, se tendría un impacto marcado en el buen uso del área de urgencias hospitalarias, y alguna disminución en ciertos tipos de cáncer. Entre los ocho y 10 años tendremos impactos importantes en la reducción de hospitalizaciones, y de los casos de insuficiencia renal por hipertensión arterial y diabetes (responsables en un 70% de esta enfermedad).

La unificación de acciones de ambas entidades debe ser una consecuencia, no un objetivo. El paso requiere poner en marcha una política nacional de APS que nos llevaría a definir las responsabilidades de cada institución. Al final del camino, contaremos con un moderno Ministerio de Salud, con funciones de rector, supervisor, promotor de políticas de prevención; y una CSS que ejerza la labor de proveedora de atención. Como punto de partida, sugiero retomar la organización de una APS en la CSS, elaborada por un equipo multidisciplinario (directores médicos, doctores de cabecera, enfermeras, personal de registro, de atención al asegurado, trabajo social, administradores y jefes de diferentes servicios, como farmacia y laboratorios de las Unidades Ejecutoras de la CSS).

Se construyeron 12 redes en el país, excepto en Darién, que abarcan 58 unidades ejecutoras bien organizadas, con funcionarios capacitados y motivados, casi 400 médicos de cabecera y cerca de 500 mil pacientes adscritos.

Claro, es posible perfeccionar estos procesos, pero ya está listo lo más complejo que fue reorganizar la atención de salud, etapa necesaria para desarrollar la APS y que requería un orden para que el usuario reciba atención donde le corresponda y elija al médico de cabecera de su preferencia, que tratará a 2 mil 500 pacientes, como máximo, para que tenga un debido control y se genere un alto grado de confiabilidad y se humanice el servicio.

Desperdiciar todo lo hecho, sería retroceder cinco años y perder la credibilidad en esta política. Recomiendo aprovechar los avances, para que dentro de dos o tres años logremos ese impacto significativo en la atención. Para la población lo principal es una buena atención, si no perciben la mejoría en los servicios, la eficiencia en el área administrativa será rechazada y se perderá todo el esfuerzo que el Gobierno hace.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código